Cultura

Conoce las leyendas de cómo llegó a los hogares y altares, la Flor de Nochebuena

Por: Dulce García |

Diversas leyendas giran en torno a la preciada Flor de Nochebuena, por ello, a propósito de su Día nacional, te contamos dos de las más conocidas. 

Una batalla enrojeció las hojas de la Cuetlaxóchitl

Otra de las historias se remonta a la época prehispánica, que cuenta que alrededor de Taxco, crecían hermosas flores blancas, flores que se marchitaron después de una feroz batalla entre los mexicas y los chontales, en la que estos últimos fueron derrotados.

Después de esta batalla, los pobladores decidieron nombrar a las bellas flores blancas como “flores marchitas”. 

Un año después, cuando la flor volvió a crecer en los campos, la flor blanca no volvió a ser la misma, ya que sus hojas se enrojecieron debido a la sangre derramada en la batalla.

Por ello, la Cuetlaxóchitl simbolizaba para los mexicas la pureza y la nueva vida que obtenían los guerreros muertos en batalla. Además, aparecía en casi todas las fiestas sagradas, sobre todo en las dedicadas a Huitzilopochtli, Dios de la Guerra.

La leyenda de la Pascua o Flor de Nochebuena

Se cuenta que en un pueblo de Guerrero, en la época de la conquista, una niña de condición humilde adoraba la llegada de la Navidad, porque ofrendaba al Niño Dios frutas, juguetes o dulces durante la Misa de Nochebuena.

Desafortunadamente, su padre perdió su empleo y no tenían nada para la ofrenda, por lo que al llegar a la misa celebrada la noche del 24 de diciembre, comenzó a llorar y salió corriendo para ocultarse entre unos arbustos que llenó con sus lágrimas.

De pronto, escuchó la voz de un niño que le dijo: ¡Por favor, no llores más! Toma esas plantas verdes que están ahí y llévalas al altar del Niño Jesús.

Hizo caso al consejo y tomó un manojo de aquellas plantas silvestres; entró apenada por el pasillo de iglesia, mientras todos asombrados no podían dejar de ver la transformación de unas hojas verdes a tornarse de un color rojo intenso en forma de estrella, calificando ese momento como un “milagro de Navidad”. 

La niña llevó las flores ante el altar y deseó Feliz Navidad al Niño Jesús; y desde esa ocasión la Pascua o Flor de Nochebuena, se dió en los campos de aquel pueblo durante esa y todas las navidades siguientes.

Con información de Ornamentales, México ruta mágica y Redes sociales.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker