DeportesQronicas Qatar 2022

Livakovic da alas a Croacia en los penaltis para doblegar a Japón y pasar a cuartos

Por: Qronistas.com |

Japón y Croacia protagonizaron este lunes el que era a priori el enfrentamiento más imprevisible de los octavos de final del Mundial de Qatar, y cumplieron con las expectativas. El choque no debía ser tan igualado como lo fue al final, debido fundamentalmente a la diferencia de calidad entre plantillas. Sin embargo, Japón consiguió sorprender primero y aguantar el empate de Perisic después, hasta forzar la primera prórroga del Mundial.

El tiempo y el cansancio terminaron de igualar fuerzas, aunque no aclararon el camino de la victoria para nadie. Al final, la crueldad de los penaltis dictó sentencia, aunque más que crueldad, fue justicia. La justicia del héroe croata Livakovic, que detuvo nada menos que tres penaltis para erigirse en figura del torneo para los croatas.

La primera parte fue un compendio de errores, fallos e imprecisiones por parte de ambas selecciones. Sin embargo, en esas turbulentas aguas de lo inesperado, Japón ha demostrado esta Copa del Mundo desenvolverse como nadie. Croacia no logró encontrar a Modric en todo el primer periodo, por lo que apenas pudo generar peligro o inquietar las inmediaciones del área japonesa. Aun así, cuando lo hizo, lo hizo sin efectividad ni mordiente. Todo lo contrario que Japón, que se adelantó al filo del descanso gracias a un gol de Maeda después de varios rebotes en el área.

A la vuelta de vestuarios, Croacia salió a por todas, con una mentalidad renovada mucho más reconocible y típica de la selección finalista en Rusia 2018. Con este nuevo ímpetu, el empate no se hizo esperar. Esta vez, Japón había sorprendido demasiado pronto, y Croacia tuvo el tiempo adecuado para ajustarse.

Fue Dejan Lovren, central, quién cruzó un balón al área nipona para que apareciese Perisic para conectar un cabezazo imparable arrasando con todo por los aires. A partir de ahí, los dos equipos tuvieron algo de miedo a cometer más errores, aunque nunca renunciaron a buscar la contra. Croacia dominó, pudo sentenciar antes incluso, pero no evitó la primera prórroga (y penaltis) del Mundial.

La prórroga suponía un acicate para los ‘Samuráis Azules’, incapaces en toda su historia de acceder a la ronda de cuartos de final. Media hora más de juego, pero más oportunidades para ellos, para aprovechar el cansancio croata y dar otra sorpresa más en este Mundial de Qatar. Aun así, delante tenían al equipo que superó tres prórrogas en Rusia para llegar a la final. El primer periodo de la prórroga fue más japonés que croata, sobre todo por la salida del partido de Modric, pero ningún equipo tuvo las ocasiones, ni claras ni suficientes para desnivelar el encuentro.

Los últimos 15 minutos de tiempo añadido fueron calcados a los anteriores. A pesar de haber reservado más cambios para más tarde y de tener la posesión, Croacia estaba mental y físicamente agotada, y permitió algún acercamiento tímido de los nipones, aunque acabó asediándolos por completo. Aun así, la actitud de unos y otros denotaba que tenían mucho más que perder que ganar en la prórroga, y que los penaltis eran una opción mucho más atractiva… en ese momento.

Japón solo había disputado una tanda de penaltis en una Copa del Mundo, en 2010 frente a Paraguay, y la perdió, pero Croacia ya no contaba con Modric, Kovacic ni Perisic en el campo. Ambos capitanes, Yoshida y Lovren, discutieron con el árbitro el orden de lanzamiento. Cada detalle contaba. Al final, comenzó lanzando Japón, que no se esperaba, como casi nadie, lo que estaba a punto de pasar.

El primer lanzamiento lo realizó Minamino, jugador del Liverpool, que no pudo superar a Livakovic. Vlasic sí transformó el suyo, y cambió las tornas de la tanda hasta el final. Sobre todo cuando Livakovic decidió hacer la tanda de penaltis de su vida. Su primera parada fue buena, pero la que le hizo a continuación a Mitoma fue otro nivel, una mano abajo bien estirada que parecía imposible.

Brozovic y Asano anotaron después, pero Livaja se confió demasiado y lanzó al palo, casi sin ganas. Turno de nuevo para Livakovic, que emuló su segunda parada y volvió a sacar una mano impensable, y dejó en bandeja de plata a Pasalic el gol final para meter en cuartos a Croacia, que inicia su trayecto en las eliminatorias del Mundial como lo hizo cuando fue finalista.

Con información de: Qronistas.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker