Salud y Bienestar

¿Tablas y etiquetas frontales? No te enredes, aprende a elegir lo que consumes

Por: Dulce García |

Mariana Isabel Valdés Moreno, jefa de la carrera de Nutriología en la FES Zaragoza de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explica que al elegir un producto, si no hay una variedad natural del que quiero adquirir, que sería la  primera opción, idealmente, sería “el que no esté procesado o el que esté mínimamente procesado”, es decir, procurar que lo que elegimos sea el que tiene menos sellos. 

La revisión de los sellos y tablas nutrimentales puede ser una tarea abrumadora, aunque es positivo indagar un poco más el contenido del producto que compraremos para hacer mejores elecciones.

La experta nos proporciona algunos tips para conocer estas herramientas y aprender a elegir mejor lo que consumimos:

Las tablas nutrimentales

Las tablas nutrimentales tienen información sobre los ingredientes, los aditivos y los conservadores de los productos industrializados, y también pueden incluir tablas con el valor nutrimental en términos de los principales nutrimentos como los hidratos de carbono, lípidos o grasas, las proteínas o la cantidad de sodio.

Un tip que nos da la nutrióloga es que al analizar un producto debemos poner atención en el primer ingrediente que aparece en la lista de ingredientes, ya que ése es el de mayor presencia, asimismo, en lo corta que sea la lista de ingredientes, ya que entre menos aparezcan es mejor, ya que quiere decir que es un producto menos industrializado.

Una complicación que se presenta a los consumidores está relacionada con la cantidad de porciones de dichas tablas, ya que la información no siempre está calculada para la totalidad del producto, por lo que es importante poner atención en esta información.

Tablas nutricionales y etiquetado de productos: ¿cómo decidir?

Los sellos frontales

La experta afirma que el propósito de los sellos es simplificar la toma de decisiones de los consumidores por la lectura de las etiquetas con detalle, de las tablas y los cálculos que implica. 

Aquí también aplica la sugerencia de cuantos menos sellos, mejor; y aún más si incluye la leyenda “este producto no tiene sellos”, ya que ésa sería la mejor opción dentro de un grupo de productos del mismo tipo. 

Si tiene sellos el producto que yo quiero comprar, tendría que identificar qué tiene en exceso, puede ser exceso de energía, de calorías, de azúcares, de grasas saturadas, de grasas trans o sodio; por lo que no nos “hagamos bolas”, busquemos el que tenga el menor número de sellos posible o que no tenga sellos.

Valdés Moreno señala que no sólo las personas con enfermedades como la diabetes o hipertensión deben cuidar lo que consumen, ya que en realidad todos tenemos que cuidarnos, y esto abona a la prevención de enfermedades futuras.

Con información de UNAM Global y Redes sociales.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker