Patitas y Orejitas

¿Qué perritos te llevaban al Mictlán?

Por: Dulce García |

Los mexicas creían que cuando una persona muere, al emprender su viaje de cuatro años para llegar al Mictlán, camino en que el alma debía ser guiada por dos razas de lomitos: Xoloitzcuintle y Tlachichii.

De acuerdo con la leyenda del Mictlán, que da origen al Día de Muertos, los humanos debían ser bondadosos con estas razas de perros si querían gozar de una muerte sin sufrimiento, pues en caso de tener un mal comportamiento con los animales, no conseguían avanzar en su camino hacia el Mictlán.

Xoloitzcuintle

Es una de las razas originarias de México, que además ha sido considerado un animal sagrado, un guardián y aliado trascendental, ya que era el responsable de acompañar al difunto que moría de forma natural hasta lograr su entrada al Mictlán.

El lomito guiaba y protegía al alma del fallecido mientras éste cruzaba un río y nueve estaciones de mucho peligro: barrancas, desiertos, entre otros, hasta llegar al lugar del descanso eterno.

En la mitología mexica, Xólotl era el dios de la transformación, de los gemelos o lo doble, la oscuridad nocturna, lo desconocido, lo monstruoso y la muerte; era considerado el hermano gemelo y contraparte del dios Quetzalcóatl, la serpiente emplumada, que representaba la vida, la luz y el conocimiento.

Tlalchichi o Techichi

Esta raza es poco conocida debido a que se extinguió entre el siglo XVI y XVII, sin embargo, la historia lo describe parecido a la raza Chihuahua, de piernas cortas, pelaje largo y su columna alargada, que apenas alcanzaba los 30 centímetros de altura.

Fue considerado un compañero y guía espiritual por la cultura tolteca, que conducía a las almas al inframundo.

Con información de Natgeo y Redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker