Cultura

Es tradición que las abejas británicas guarden luto en sus colmenas tras una muerte

Por: Dulce García |

Con el reciente fallecimiento de la Reina Isabel II, han circulado datos muy singulares e interesantes sobre ciertas costumbres que la monarca tenía en vida, su influencia como una líder mundial y también el protocolo con el que la realeza y el pueblo británico da tratamiento a los rituales mortuorios.

Tal es el caso del tradicional aviso que realiza el apicultor oficial del Palacio de Buckingham, con el que  se informa a las abejas que alguien murió, y por tradición, se acerca a la colmena, ofrece una pequeña oración, y coloca una cinta negra en la colmena. 

John Chapple, de 75 años, encargado de las colmenas de la monarquía y fiel seguidor de las tradiciones, dio aviso a las abejas ocupantes de las colmenas reales, que tienen un nuevo amo y que deben ser buenas con él, esto con el objetivo de que no abandonen la colmena.

El apicultor afirma que hablar con las abejas sobre eventos importantes en la vida de sus cuidadores, como nacimientos, matrimonios o partidas y regresos en el hogar, es una costumbre arraigada en muchos países europeos. 

Se cree que si se pasa por alto o se olvida contar a las abejas sobre una muerte o los cambios en la vida de las familias a las que sirven, y las abejas no se “ponen de luto”, podrían abandonar la colmena, detener la producción de miel o incluso morir. 

Chapple, ha servido como apicultor oficial del palacio de Buckingham durante 15 años, y actualmente, cuida alrededor de un millón de abejas reales.

Con información de Excélsior y Redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker