Medio Ambiente

Lo de hoy, es guardar la “pipí” , para usarla como fertilizante

Por: Yeri González |

Resulta que hemos estado haciendo mal las cosas con la orina, porque literalmente estamos tirando dinero por el baño.

Resulta que el uso de la orina como fertilizante de las plantas es una práctica ante la que no se ponen peros, salvo cuando se contamina en su recolección o almacenamiento.

Se  le considera un abono seguro, incluso la Organización Mundial de la Salud cuenta con directrices para su uso en la agricultura y proliferan los experimentos y proyectos no solo en huertos urbanos o jardines privados, sino también en cultivos intensivos y en jardines públicos.

La falta de abonos ocasionada por la guerra contra Ucrania está haciendo que se busquen alternativas naturales.

La orina producida por el ser humano contiene nitrógeno, fósforo, potasio y micronutrientes, elementos que ayudan a las plantas a crecer, pero normalmente estos se eliminan por el desagüe.

En países como Suecia, Francia, Alemania, Sudáfrica y Australia, otras organizaciones trabajan en la reutilización de los desechos humanos para reducir la dependencia de los fertilizantes comerciales, que conllevan problemas ambientales y económicos.

Los fertilizantes nitrogenados sintéticos contaminan las aguas subterráneas y son un importante factor en el aceleramiento del cambio climático. Según un estudio de 2021, la producción y el uso de estos fertilizantes representan el 2,4% de las emisiones mundiales.

Con información de DW en español

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker