Salud y Bienestar

Dicen que el “pellejito” del pollo da sazón al caldo pero ¿se come?

Por: Dulce García |

La carne de pollo es una de las más consumidas en el mundo, al ser una fuente de proteína accesible, bajo en grasas y que aporta varias vitaminas y minerales; y que en algunos casos, incluso se consume hasta la piel, ya que a decir de algunos “le da sazón y más sabor”, aunque algunos expertos en nutrición recomiendan por salud evitarlo.

¿Por qué no se debería comer pollo con piel?

De acuerdo con la recomendación de la nutricionista Dolores Fernández Pazos, lo más saludable es retirar la piel del pollo antes de comer, para no aportar grasas ni calorías extra en nuestro consumo; esto debido a que la piel, aporta lo equivalente al consumo de media pieza de pollo adicional.

La piel del pollo contiene un alto nivel de grasas, específicamente el 32%, es decir, que cada 100 gr de piel que consumimos, 32 gr son aporte graso.

De estas grasas que contiene la piel de pollo, dos tercios son grasas insaturadas o “grasas buenas”, que ayudan a mejorar los niveles de colesterol en la sangre.

Y una tercera parte de las grasas son saturadas o “grasas dañinas”, que contribuyen a aumentar los niveles de colesterol “malo”.

La especialista señala que lo recomendable es retirar la piel del pollo antes de comerlo y si la persona padece obesidad, alguna enfermedad cardiovascular, colesterol alto, etc., de preferencia se debe cocinar sin ella, para no aportar calorías ni grasas extras en el plato.

Con información de BBC Noticias y Redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker