Estados

Demanda ayuda familia de 6 niños calcinados en la Mixteca Oaxaqueña

Por: Francisco Círigo |

Tres días después de que sufrió la pérdida de seis de sus hijos, quienes murieron calcinados al incendiarse su vivienda ubicada en la comunidad de Santiago Tilapa, en el municipio mixteco de Coicoyán de las Flores, Oaxaca, la señora Martha García Sánchez demanda el apoyo de los gobiernos federal y estatal.

Ella y sus tres hijos sobrevivientes siguen en el lugar donde la madrugada de este lunes se registró la tragedia que cobró la vida de los niños Rosalba de 11 años de edad, César de 8, Irma de 6, Víctor de 4, Gabriel de un año y 6 meses, y el más pequeño, de sólo seis meses de nacido.

Su esposo y el mayor de sus hijos vivieron su duelo a más de 3 mil 600 kilómetros de distancia, en Santa María, California, a donde llegaron como indocumentados hace menos de un año, con la esperanza de lograr un mejor futuro para su familia. No pudieron viajar al sepelio de los niños por falta de dinero para el viaje y para pagar a un “pollero” que los regresara a los Estados Unidos.  

Hasta hoy la familia sólo ha recibido algunos apoyos del ayuntamiento de Coicoyán de las Flores, de paisanos radicados en la Unión Americana y de vecinos de la localidad, para comprar los ataúdes y algunos víveres.

El sacerdote Miguel González Calvario, encargado de la parroquia de Santiago Coicoyán, dio a conocer que la Iglesia Católica local también otorgó un apoyo, pero éste resulta insuficiente ante la magnitud de las necesidades que la familia enfrenta. 

“Hemos llevado un apoyo como Iglesia, pero nunca es suficiente. Perder a seis hijos no se compra con nada, pero creo en este momento doña Martha lo necesita”, dijo.

Por su parte, la Diócesis de Huajuapan dio a conocer que el obispo Miguel Ángel Castro Muñoz se comprometió a ayudar a la familia para que, en coordinación con las autoridades municipales y con el apoyo de los ciudadanos, se le pueda construir al menos un cuarto y una cocina.

Aunque el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, expresó sus condolencias a la familia a través de su cuenta de Twitter, hasta el momento la ayuda de las instancias oficiales no se ha hecho presente.

Sin ropa, sin muebles y sin recursos económicos, la señora Martha y sus tres hijos enfrentan la tragedia entre las paredes de lámina y madera que no fueron consumidas por el fuego, bajo una lona que sus vecinos colocaron.

Tras la pérdida de seis de sus hijos y de su modesto patrimonio, la mujer de 35 años de edad, indígena y monolingüe, vive otra tragedia: la de la pobreza extrema que un día cualquiera se instaló en Santiago Tilapa, ahí se hizo vieja… pero no se va.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker