Nacional

El mundo maya subterráneo de Sac Actún está en peligro debido al trazo del Tren Maya

Por: Dulce García |

El anuncio sobre el incierto cambio en el trazo del Tramo 5 de la ruta del Tren Maya en el estado de Quintana Roo, ha suscitado gran preocupación entre la comunidad de investigadores que trabajan en el sistema de cuevas subterráneas de Sac Actún.

Los pobladores e incluso algunos empresarios hoteleros, han propuesto que el tren sólo llegue hasta Cancún y de ahí conecte con un tren ligero que transite a un costado de la carretera 307, como originalmente se había planteado, donde el impacto sería menor ya que es una zona urbana, y no cruzaría por en medio de la selva.

Pese a que no se sabe con exactitud cuál será el trazo definitivo, Guillermo de Anda Alanís, arqueólogo subacuático con trayectoria de más de 30 años explorando e investigando las cuevas subterráneas y quien desde hace una década lidera el proyecto Gran Acuífero Maya, señala que Sac Actún suma junto con otros cuerpos de agua subterráneos de la región, alcanzan los 710 kilometros.

El INAH ha bloqueado comunicación con los investigadores de Sac Actún.

De Anda señala que a principios del 2018, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), anunció la conexión de Sac Actún, un sistema de cuevas subacuáticas ubicado al noreste de Tulum, Quintana Roo, con el sistema Dos Ojos, lograda por el investigador Robert Schmittner, luego de una búsqueda por más de 30 años; que dicho sea de paso, inició una etapa en la que aún existen objetos de estudio inéditos, algunos en etapas muy tempranas de exploración.

El arqueólogo señala que en un principio fue invitado para brindar información especializada al Comité Científico-Cultural referente a la Mega Obra acerca de los cenotes y cuevas subterráneas, pero luego inexplicablemente la comunicación se suspendió.

Cabe señalar que esta información no es del todo desconocida para el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), que reportó a finales del 2021, que a lo largo de toda la ruta del Tren Maya se han localizado 16 mil hallazgos arqueológicos. Por su parte, el INAH asegura que sus especialistas han realizado permanentemente labores de salvamento arqueológico en superficie; no obstante, en los mantos acuíferos, en los ríos y cuevas subterráneas, aún no. 

El mundo de Sac Actún merece ser explorado y resguardado.

De acuerdo con datos del Quintana Roo Speleological Survey, en la península de Yucatán, existen mil 650 cuevas y cenotes sumergidos, que suman aproximadamente mil 400 km de pasajes inundados que alcanzan hasta 120 metros de profundidad.

Este sistema de cuevas subterráneas Sac Actún, alberga por lo menos 14 mil años de historia humana, que durante los últimos años ha arrojado información valiosa de la biodiversidad de la región y sobre el equilibrio ecológico, misma que apenas está siendo explorada por los especialistas en arqueología subacuática, ecología, biodiversidad, e hidrogeología.

Numerosos exploradores y estudiosos de las cuevas en la Península de Yucatán han mostrado preocupación por el nuevo trazo del proyecto ferroviario a través de la selva, específicamente con el tramo 5, que va de Tulum a Playa del Carmen.

De Anda Alanís, señaló que adicional a su riqueza histórica, en esta zona está asentada la mayor reserva de agua del país, y como investigadores, aún desconocen aspectos fundamentales del acuífero para entenderlo, así como otros muchos secretos que apenas se están indagando.

Además, este sistema, cuenta con vestigios del pleistoceno y construcciones subterráneas de la cultura maya, algunas desconocidas por los arqueólogos.

Los investigadores de este mundo subacuático lanzaron una iniciativa en Change.

La mayor preocupación de los científicos es que este patrimonio subacuático se pierda sin haber sido explorado a causa del Tren Maya, por lo que lanzaron una petición en Change.org llamada: No al Tren Maya sobre los cenotes y cuevas de Quintana Roo, que al momento suma poco más de 60 mil firmas.

En la petición dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), los investigadores solicitan que se consideren sus observaciones que sustentan el por qué el nuevo trazo del Tren Maya en el Tramo 5 Sur, puede generar daños ambientales irreversibles y de consecuencias no deseadas.

Entre las consideraciones expuestas, afirman que en el proyecto gubernamental, no se están considerando las cavernas, lagunas, aguadas, manglares y cenotes por las cuales pasará el Tren Maya en su nuevo trazo entre Playa del Carmen y Tulum, y las implicaciones para la flora y fauna que acarrearía, que en el peor escenario sería lamentable e irreversible: la extinción.

Desde el punto de vista de la investigación científica, en los que el tiempo no se empata con la urgencia del gobierno federal por dejar concluída la mega obra para 2023, De Anda considera que se está poniendo en riesgo principalmente, la geografía de lo invisible, como él llama a Sac Actún. El arqueólogo subacuático afirma que: sencillamente, sin acuífero no hay vida en la península.

Con información de Change, CEMDA, El Economista y Redes sociales.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker