Estados

Damnificados por inundación en Tula, piden apoyos por los daños en su patrimonio

Por: Dulce García |

En Hidalgo, el activista José Guadalupe Baptista Rosas, miembro de la Gran asamblea de damnificados 2021 y de la Red de consciencia ambiental Queremos vivir, señaló que aún viven los estragos de las inundaciones, que dejaron un total de 2 mil 899 damnificados, 2 mil 50 de ellos en Tula de Allende, y al menos 700 negocios afectados en el municipio.

Reconoció que si bien llegaron despensas, apoyos de salud y 10 mil pesos que dieron a una gran parte de los damnificados, no es suficiente. Agregó que se requiere trabajo real y no oportunismo político, ya que lo único que les ha salido bien es tomarse fotos cada que dan un apoyo.

Baptista Rosas dijo que el siniestro evidenció la falta de trabajo y organización de los tres niveles de gobierno en su conjunto, y consideró que la coordinación resulta necesaria para los damnificados y para la reactivación económica de la región.

Tula no se inundó, la inundaron

Hace unos días, el medio Animal Político publicó la primera parte de una investigación, en la que evidencía que la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) y la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM), decidieron que la noche del lunes 6 de septiembre se inundara Tula y permaneciera a salvo la Ciudad de México (CDMX). 

El mecanismo de drenaje metropolitano que conduce las aguas pluviales y residuales de la capital del país al río Tula fue activado entre el 6 y 7 de septiembre, por lo que la grave inundación que se vivió no fue producto de las lluvias atípicas que dejó el pasó de la tormenta tropical Grace, como lo han sostenido diversas autoridades, entre ellos el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Asimismo, señalaron que en diciembre de 2019, el presidente Andrés Manuel López Obrador puso en operación el Túnel Emisor Oriente (TEO) para duplicar la capacidad de desagüe de la CDMX, pero la actual administración no llevó a cabo las obras de rectificación y revestimiento del río Tula que la Secretaría de Medio Ambiente ordenó desde 2017 para ampliar su capacidad de flujo y que pudiera soportar, sin desbordarse, las emisiones de agua del Valle de México.

Con información de Milenio, Animal Político y Redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker