Estados

Paralizado y con deudas, así va a entregar Héctor Astudillo el gobierno de Guerrero

Por: Yeri González |

A una semana de que Evelyn  Salgado tome posesión como gobernadora de Guerrero, en la entidad no pueden hacerse pruebas de COVID-19, tampoco realizarse matrimonios civiles, tramitar actas de nacimiento o divorcio, mucho menos juicios sobre pensión alimenticia.

En Guerrero tampoco se pueden combatir incendios forestales, ni hablar del pago de impuestos; además, señalan que hay riesgo por la violencia, y es que las oficinas públicas están cerradas desde hace cuatro días por paros de burócratas que exigen un bono y pago de salarios atrasados.

Esto resulta más complicado en el tema de salud, pues desde hace seis días los 240 trabajadores de Laboratorio Estatal de la Secretaría de Salud se sumaron al paro de labores de médicos y enfermeras de los 14 hospitales y 400 centros de Salud.

Al respecto, la dirigente de la Sección 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTS), Beatriz Vélez Núñez, dijo: “No se están tomando muestras de COVID-19 en todo el estado y al momento de que no se tomen no hay para analizar”.

Cabe señalar que previo al paro de labores, había módulos con médicos y enfermeras que realizaban la prueba COVID-19 a ciudadanos en los municipios de Chilpancingo, Acapulco, Iguala, Zihuatanejo, Ciudad Altamirano, Taxco, principalmente.

Entre toda esta situación, hay litigios judiciales suspendidos, sin acceso a trámites de actas de divorcio, de nacimiento, defunción, escrituras, incendios que se dejaron de combatir, pago de impuestos locales y falta de atención a la salud son parte de las afectaciones que ha provocado el movimiento de los trabajadores que reclaman a la administración del gobernador saliente, Héctor Astudillo Flores, el pago de salarios atrasados, bonos, viáticos y otros beneficios económicos.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker