NacionalTendedero de Corrupción

Napoleón Gómez Urrutia, va por la cabeza de Luisa Maria Alcalde

Por: Carlos Carrera |

Napoleón Gómez Urrutia es corrupto, pero no es tonto, esta formado en las viejas prácticas del sindicalismo priista y sabe que a los rivales poderosos hay que rodearlos y atacarlos permanentemente sin que se vea que es el quien lanza las piedras.

Así fue como se acercó y convenció al Presidente Andrés Manuel López Obrador de que era una víctima, un perseguido político que por defender los intereses de los trabajadores había tenido que exiliarse en el extranjero casi en condiciones de miseria.

La verdad es que Gómez Urrutia huyó de México, porque se había robado 55 millones de dólares que aún se niega a devolver y por su responsabilidad en el accidente de la mina pasta de conchos.

La estrategia que usó “napo”, fue la ofensiva desde el exterior, a López Obrador no le hablaron bien de él en México, fué el político britanico Jeremy Corbyn quién habló en favor del líder del sindicato minero, es decir, paradójicamente, la ayuda vino del extranjero.

Perseguido por su mala fama en México, Gómez Urrutia retomó la estrategia de atacar desde afuera y así desde la posición que como dueño del sindicato minero en México, tiene para participar en organismos internacionales, ha emprendido la cacería de su peor enemiga, la Secretaría del Trabajo Luisa Maria Alcalde.

Recientemente,  la IndustriALL Global Union entregó a la Organización Internacional del Trabajo, un informe en un tono  muy crítico respecto a la aplicación de la reforma laboral en México y a la permanencia de los llamados contratos de protección.

Napoleón Gómez Urrutia, forma parte del Comité Ejecutivo de la IndustriALL Global Union, organismo con sede en Ginebra, que tiene acceso a la OIT.

El informe, es de hecho una denuncia disfrazada contra el gobierno del Presidente López Obrador de simular una reforma laboral al permitir, los contratos de protección, que es una figura,en la vieja legislación laboral, en la que se simula la existencia de un contrato colectivo de trabajo y un sindicato que los trabajadores ignoran por completo.

Según el informe-denuncia que se hizo público el fin de semana, dicha figura prevalece en México dando pie a la permanencia de las mismas redes de influencia, complicidad y corrupción. Incluso, señala que la aplicación de la reforma laboral no es igual a nivel federal que estatal, donde prevalecen los vicios del pasado y prevalecen los viejos liderazgos sindicales que el Gobierno mexicano sigue reconociendo.

No es desconocido que Gómez Urrutia, aborrece a la titular del Trabajo, sobre todo desde que la funcionaria federal, fijó su postura a favor de que en senador y líder sindical, cumpla que lo que reiteradamente el poder judicial ha ordenado y pague los 55 millones de dólares que le robo a los mineros.

De nada han servido los llamados a la cordura del Presidente AMLO, y Gómez Urrutia fiel a los únicos intereses que lo mueven, es decir sus propios intereses, no ha tenido recato en iniciar la ofensiva de ataque en contra de una funcionaria cercana al Presidente. La pregunta es ¿qué hará el jefe del ejecutivo, protegerá otra vez al falso mártir obrero o respaldará a la encargada de la política laboral de su gobierno?.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker