Internacional

La OPS alerta que los niños no vacunados son vulnerados por los impactos del COVID-19

Por: Dulce García |

En los nueve meses que lleva transcurrido este 2021, los contagios por COVID-19 entre niños y adolescentes en América han superado los 1.9 millones de casos. Los contagios no son cosa menor, ya que de acuerdo con la rama regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se enfrentan a importantes riesgos para la salud.

El director adjunto de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jarbas Barbosa, señala que hasta ahora, la única vacuna aprobada para adolescentes es la de Pfizer Inc, mientras que Moderna Inc ha solicitado la aprobación de uso de emergencia de su vacuna para niños de 12 a 15 años.

Por otra parte, las empresas chinas Sinovac Biotech y Sinopharm también han solicitado la aprobación de la OMS para el uso de sus vacunas para niños y adolescentes de tres a 17 años.

Los menores no sólo son vulnerables por no ser vacunados, se enfrentan en silencio a otros problemas.

Por su parte, la directora de la OPS, Carissa F. Etienne, señaló que el panorama para el desarrollo de la infancia es preocupante e instó a los países a tomar medidas específicas para protegerlos, incluida la reapertura segura de las escuelas.

Etienne destaca que debido a al impacto en la salud mental y física de los niños, niñas y adolescentes en las Américas, se han exponenciado problemáticas, entre ellas:

  • La peor crisis educativa jamás vista en América debido a la ausencia de escolarización presencial. Los niños han perdido más días de clase que los niños de cualquier otra región. Cada día que los niños pasan sin ir a la escuela en persona, mayor es la probabilidad de que abandonen la escuela y no vuelvan a ella.
  • La pandemia ha interrumpido los servicios de salud sexual y reproductiva en más de la mitad de los países de la región, lo que ha contribuido a impulsar uno de los mayores aumentos de embarazos adolescentes en la última década.
  • Los cierres económicos han aumentado el riesgo de violencia doméstica y para muchos niños, sus hogares pueden no ser un lugar seguro.

Tras señalar que debido a que no hay un escenario de riesgo cero, Etienne dijo que las autoridades nacionales y locales deben decidir cuándo abrir o cerrar las escuelas, dependiendo de las condiciones epidemiológicas locales y su capacidad de respuesta.

Con información de OPS/OMS.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker