Estados

Geóloga de la UNAM: desde hace décadas se conoce del alto riesgo en el cerro del Chiquihuite.

Por: Dulce García |

La doctora Wendy Morales, investigadora del Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señala que desde hace décadas se vienen realizando estudios y análisis técnicos en el Cerro del Chiquihuite, mismos que ya advertían del alto riesgo prevaleciente.

De acuerdo con los Atlas de Riesgos del municipio de Tlalnepantla, Estado de México (EdoMex) presentado en 2019, la colonia Lázaro Cárdenas fue una de las zonas catalogadas: con problemas de pendientes peligrosas y con fracturas de rocas en riesgo de desprenderse. La solución que se planteó es la demolición de las rocas inestables y la estabilización por medio de barreras metálicas.

Al respecto, la investigadora Morales señala que para construir de forma segura en las laderas se requieren de estudios de ingeniería muy específicos y de muy alto costo; y agregó que además, con la naturaleza no hay garantías.

¿Qué factores intervinieron en este desgajamiento?

La Dra. Morales en entrevista para Sputnik, señaló que el Valle de México está rodeado por la Sierra de las Cruces, al norte por el Chiquihuite y la sierra de Guadalupe y al sur la sierra de Chichinauhtzin;  todas ellas con características diferentes, pero coinciden en que tienen un alto grado de presentar mecanismos de deslizamientos e inestabilidad que dependen de las características del terreno.

A la orografía del terreno, se suma que en el cerro no solamente hay asentamientos urbanos; también se han instalado antenas y además prevalece la deforestación.

La vegetación absorbe el líquido y cuando ya no la tienes, el agua entra directamente a las fracturas, filtra el agua, genera una presión y desencadena un derrumbe debido a la erosión.

A esto se agrega otros factores que pudieron influir, como: las fuertes lluvias y los sismos.

Derivado de las lluvias que tuvimos esta temporada y que seguimos teniendo, indudablemente desencadenó la pérdida de equilibrio y si a eso le sumamos que hubo un sismo, todos los factores se conjugaron.

En la CDMX existen otras zonas identificadas de alto riesgo.

Existen zonas en la alcaldía Álvaro Obregón, Magdalena Contreras, Cuajimalpa, Tlalpan y Xochimilco, que son lugares con las condiciones para presentar un deslizamiento y además cuentan con una alta densidad de población, por lo que presentan una situación de riesgo crítico.

Asimismo, la especialista afirma que hay zonas en peligro en las cuales aún no hay asentamientos, por lo que las autoridades tienen la responsabilidad de regular al respecto. 

¿Qué se puede hacer?

La Dra. Morales destaca el evidente reto que implica la reubicación de los vecinos de la zona, y la realidad de que pese a los riesgos, existan familias que no accedan a salir.

La especialista explica que cuando un cerro comienza a deformarse y ya hay familias habitando el sitio, una manera de analizar el lugar es poniendo atención a estas señales:

  • Las puertas y ventanas de las viviendas comienzan a presentar dificultades para abrirse.
  • Los árboles tienden a inclinarse más.
  • Las calles presentan grietas y separaciones del terreno.

Por ello, destacó que una prioridad es el ordenamiento territorial y evitar la instalación de asentamientos irregulares en estas zonas que ya están identificadas.

Con información de Sputnik.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker