Nacional

Jerarquía católica cuestiona fallo de la Suprema Corte sobre el tema del aborto

Por: Dulce García |

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) se pronunció sobre el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), con el que se despenalizó la criminalización de la mujer que resuelva practicarse un aborto, y lamentó que no se haya tomado en cuenta el derecho a la vida del concebido no nacido.

A través de un comunicado, el organismo eclesiástico, lamentó profundamente que frente a la aparente disyuntiva sobre no criminalizar a la mujer que aborta y preservar la vida del concebido no nacido, la Corte haya optado por descartar al segundo, sin buscar la salvaguarda de ambos.

Los Obispos de México, refieren que tras estudiar el contenido de esta resolución y los argumentos expuestos por varios ministros en las sesiones públicas de discusión, consideran que es imprescindible que todos los actores sociales, fuera de un clima de polarización ideológica y sin apegos a posiciones políticas, nos involucremos en una nueva y profunda reflexión a un problema multidimensional y multifactorial.

Asumen que ninguna mujer debe verse orillada a tomar la dramática decisión de recurrir a la práctica del aborto, situación que en un gran número de casos deja una profunda secuela de dolor. En este sentido, los obispos señalan que son conscientes que la cárcel a estas mujeres puede ocasionar su revictimización.

Por ello, la Iglesia refrenda su compromiso decidido y activo con aquellas iniciativas, programas y proyectos que busquen ofrecer los medios necesarios para que las mujeres construyan un proyecto de vida digno, de acuerdo con sus legítimas aspiraciones y se involucren activamente en todos los espacios.

Asimismo, refieren que no les parece congruente que para abordar el llamado derecho a decidir, se aplique una visión restrictiva del derecho humano a la vida, reconocido en Tratados Internacionales, así como del estatuto biológico, antropológico y jurídico del concebido no nacido y la protección que merece, argumentando que: no existe unanimidad en los criterios éticos, morales, filosóficos, científicos y legales sobre el momento a partir del cual empieza la vida humana y el momento a partir del cual debe protegerse por el Estado, sustentándose afirmaciones encontradas entre sí.

Finalmente agregan que la ambigüedad del planteamiento, implica la discriminación del ser humano por razón de su etapa de gestación colocando al concebido no nacido como si se tratara de un bien jurídico del que se pueda disponer si se encuentra en un breve período cercano al inicio del proceso de gestación y dejando la decisión a un tercero, de si continúa viviendo o no.

Con información de CEM y Arquidiócesis de México

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker