Patitas y Orejitas

Gracias a los maullidos de Piran, un lindo gatito, su amiga humana fue rescatada

Por: Dulce García |

Los gatos negros culturalmente son asociados a mitos y supersticiones, como si fueran la viva encarnación de la mala suerte. Pero, no hay nada más falso que esa creencia y la muestra es la historia de Piran, un minino negro que se empeño en maullar y maullar hasta que su amiga humana, una mujer de 83 años, fue rescatada de un peligroso accidente.

La historia de este felino oscuro se desarrolló en el condado de Cornualles, ubicado en la escarpada punta suroccidental de Inglaterra, en donde Tamar Longmuir, la vecina de la mujer de 83 años, fue alertada de que la anciana estaba desaparecida desde días atrás, y afirma que quien dió las señales del paradero de la señora, fueron los insistentes maullidos del gato negro.

Longmuir, de 38 años, dijo a Sky News que tras conocer la noticia de la ausencia de la mujer, rápidamente hicieron un grupo de rescate entre los vecinos para buscar en los alrededores a la señora desaparecida.

Durante la búsqueda, Longmuir y su familia vieron a Piran, el gato negro de la mujer en desgracia, quiene estaba sentado encima de una reja junto a un campo de maíz, maullando con desesperación, maullaba sin parar.

Los vecinos relatan que el gato es muy unido a la mujer, por lo que Piran, maullaba y caminaba cerca de una reja, así que un grupo de búsqueda se enfiló hacia el campo de maíz.

Longmuir, declaró que caminó hasta el fondo del campo, llamando a la señora por su nombre, por lo que al no obtener respuesta y estar a punto de salirse del camino para atravesar el campo de cultivo, alcanzó a escuchar una débil respuesta. Era su vecina, la anciana mujer de 83 años, quien atravesó el alambre del campo y se deslizó 20 metros al final del barranco, por lo que quedó tirada en el arroyo.

Una vez que la hallaron, se dió aviso a la policía local, quienes acudieron al sitio para realizar las labores de rescate de la mujer, a quien lograron sacar viva alrededor de dos horas después.

La Policía de Bodmin, publicó la historia del valiente y persistente Piran, quien como un gran amigo felino de la mujer en desgracia, fue elogiado tras salvar la vida de su compañera humana.

Sobre este hecho, Longmuir, señala que si el gato no hubiera persistido a esperar en la puerta de ese campo, y haber maullado enloquecido, podrían haber pasado horas hasta que cualquier persona notara que la mujer estaba allí, en ese fondo.

Los amigos del reino animal, nos regalan lecciones valerosas y compasivas como esta,  logrando cambiar, al menos en algunos, la desvirtuada e irreal creencia de que los gatos negros son malignos, y son el equivalente a la desgracia y mala suerte. 

Con información de Purina Latam, Business Insider y Redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker