Salud y Bienestar

Uso correcto de cubrebocas, lavado de manos y sana distancia, son las medidas para enfrentar la tercera ola de Covid-19

Por: Dulce García |

La transmisión del SARS-CoV-2 puede ocurrir a través del contacto directo, indirecto o cercano con personas infectadas que presenten síntomas o no, a través de secreciones como saliva, secreciones respiratorias o gotitas respiratorias, que conocemos como aerosoles; micro partículas expulsadas al toser, estornudar, hablar, cantar o gritar.

La transmisión respiratoria por gotitas puede ocurrir cuando una persona está en contacto cercano dentro de un área de un 1 metro. Las gotitas respiratorias expulsadas que contienen virus pueden llegar a la boca, la nariz o los ojos de una persona susceptible a la infección.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), ha señalado que el SARS-CoV-2 se propaga principalmente en ambientes interiores con mala ventilación, en donde varias gotitas respiratorias generan aerosoles microscópicos, que al respirar y hablar son normales e inevitables, ya que se producen durante la exhalación.

Los estudios experimentales en laboratorios controlados, refieren que los aerosoles de muestras infecciosas permanecen suspendidos en el aire entre 3 horas a 16 horas, y se halló que pese a estar en el ambiente, cuenta con capacidad de replicación.

Asimismo, no se descarta la transmisión por contacto indirecto, que implica el contacto de una persona con COVID-19 activo, ya sea con un objeto o superficie, lo que produce una transmisión por fomites.

En el caso de la transmisión por superficie contaminada o fomite, las secreciones respiratorias o las gotitas expulsadas que pueden contaminar superficies y objetos, durante períodos que van desde horas a días, según el entorno ambiental. Por lo tanto, la transmisión también puede ocurrir al tocar superficies en el entorno inmediato u objetos contaminados con el virus de una persona infectada seguido por tocarse la boca, la nariz o los ojos.

Para prevenir un contagio, se apela a mantener vigentes las medidas sanitarias

Informes clínicos recientes de trabajadores de la salud expuestos a COVID-19, no encontraron transmisión hospitalaria cuando se usaron adecuadamente las precauciones de contacto y gotitas, incluido el uso de máscaras médicas como componente de la protección personal.

Fuera de las instalaciones médicas, algunos informes de brotes relacionados con espacios interiores abarrotados, sugieren la posibilidad de transmisión de aerosoles, combinada con transmisión de gotas, por ejemplo, durante la práctica del coro, en restaurantes, bares o en clases de gimnasia.

En estos eventos, no se puede descartar la transmisión de aerosoles de corto alcance, particularmente en ubicaciones interiores específicas, como espacios abarrotados y con ventilación inadecuada durante un período prolongado de tiempo con personas infectadas.

Sin embargo, las investigaciones de estos grupos expuestos a contagio, sugieren que la transmisión por gotitas y fómites se potencializa, especialmente si no se realizó higiene de manos y no se utilizaron máscaras de forma correcta, es decir, cubriendo la nariz y boca, cuando no se mantuvo el distanciamiento físico sugerido.

Con información de OMS y Redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker