Nacional

La palabra de Napoleón Gómez Urrutia vale lo que su honestidad, ¡nada!

Por: Carlos Carrera |

El pasado 6 de julio, en la sede de la Secretaría de Gobernación, el director general de la minera canadiense Americas Gold and Silver, Darren Blasutti y el líder del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, Napoleón Gómez Urrutia, firmaron un acuerdo para ponerle fin al bloqueo de la mina San Rafael, en Cosalá Sinaloa, terminando así con más de 17 meses de paro, después de más de medio año de intensas mesas de negociación.

Parte de los acuerdos firmados, incluían, entre otras cosas, una inspección por parte de funcionarios de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social y la reincorporación de parte del personal que incluso había formado parte del bloqueo.

La inspección se llevó a cabo en tiempo y forma y la empresa informó de esto y de la reintegración de los mineros, no obstante, el sindicato que lidera Gómez Urrutia sigue obstaculizando el reinicio de operaciones, según ha establecido la minera en un comunicado, a pesar de que el Presidente Andres Manuel López Obrador señaló en su conferencia del pasado viernes que el asunto estaba solucionado.

La compañía con sede en Toronto señaló que ya cuenta con un plan de inversión para reabrir la mina y volver a operaciones lo más pronto posible, toda vez que la inspección llevada a cabo por miembros de la STPS determinó que las instalaciones cuentan con las medidas de seguridad apropiadas para poder operar, sin embargo, y pese a la buena disposición de la minera para colaborar con el sindicato, este se niega a cumplir con los compromisos acordados.

En el mismo comunicado, Americas Gold and Silver pide a las Secretarías del Trabajo, Gobernación y Economía, que tuvieron un papel fundamental en la firma del acuerdo, para que intervengan y hagn honrar la palabra del sindicato que dirige Gómez Urrutia para que la mina reinicie operaciones cuanto antes y con ello, que la comunidad de Cosalá pueda recuperar su principal fuente de ingreso.

La compañía señaló también que no habrá más mesas de negociación hasta que el sindicato cumpla con su parte del acuerdo.

El bloqueo ilegal

La mina de San Rafael permanece bloqueada desde enero de 2020. Las operaciones fueron tomadas por líderes y simpatizantes del sindicato que lidera Gómez Urrutia bajo el argumento de despido injustificado, condiciones laborales precarias y poco seguras, además de daño al medio ambiente. La empresa ha desmentido estas acusaciones en varias ocasiones, y de acuerdo a su Reporte de Sustentabilidad 2020, la mina de Cosalá cumple con todos los requerimientos ambientales y de seguridad y ofrece un salario por encima del promedio.

Desde el inicio del bloqueo ilegal, representantes de la compañía han mantenido una constante e intensa interlocución con autoridades mexicanas en aras de resolver el conflicto. Según datos de la empresa canadiense, el bloqueo le ha reportado pérdidas por más de 600 millones de dólares además de que ha significado una situación angustiante para una localidad que depende casi por completo de la actividad minera.

Con información de Eje Central

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker