Salud y Bienestar

¿Los suplementos alimenticios contribuyen a una buena salud?

Por: Dulce García |

Un suplemento alimenticio aporta nutrientes como proteínas, grasas, carbohidratos o hidratos de carbono, vitaminas, minerales.

Al usarlos se incrementa la ingesta dietética total, para complementar o suplir algún componente del organismo.

Cabe señalar que no son un producto milagro, es decir, los que conocemos por publicidad para tratar, curar, prevenir o aliviar síntomas de alguna enfermedad, no sirven para bajar de peso, combatir la obesidad o sobrepeso y tampoco son de uso afrodisiaco.

Actualmente, existen en el mercado muchos productos cuya oferta es ilegal, ya que no está certificada.

¿Para qué sirven?

Su única función es incrementar, complementar o suplir alguno de los componentes que adquirimos a través de la dieta, es decir, de los alimentos y platillos que ingerimos a diario.

Algunas personas no obtienen en su alimentación todos los nutrientes que necesitan y por ello recurren a los suplementos alimenticios, para complementar su alimentación; pero estos deben ser recetados por un especialista médico o nutricional.

¿Cómo detectar si un suplemento es fraudulento?

  • Desconfíe de los productos que prometen mucho o que digan que mejoran diferentes funciones corporales en un lapso breve de tiempo.
  • Para el tratamiento de cualquier enfermedad, eliminar los síntomas o incluso para llevar el control de la alimentación es necesario definir un plan personalizado para cada individuo. 
  • Natural no es igual a seguro, por ello las leyendas como producto 100% natural, de origen natural, o elaborado con base en una sustancia de origen natural, etc, no significan que el producto no provocará algún efecto secundario.
  • ¿Tiene tiempo en el mercado o sólo está de moda? Cuando en la publicidad aparecen declaraciones como el más reciente descubrimiento científico, seguramente se trata de exageraciones, reinterpretaciones de notas de prensa sobre algún avance científico o de información publicada a la ligera.
  • No confiemos en la publicidad, ya que puede generar una sensación de confianza en el consumidor, lo que no implica que sea real.

De acuerdo con el artículo 215, fracción V,  de la Ley General de Salud, los suplementos alimenticios son productos a base de hierbas, extractos vegetales, alimentos tradicionales, deshidratados o concentrados de frutas, adicionados o no, de vitaminas o minerales, que se puedan presentar en forma farmacéutica como cápsula, emulsión, suspensión, jarabe, polvo, soluciones y tabletas.

Y un punto a considerar es: Reflexionar. Si el producto es tan bueno como dice su publicidad ¿por qué no lo recetan los médicos?

No hay productos mágicos, lo recomendable es encaminarnos a una vida saludable

Un estilo de vida saludable implica que las personas cuenten con una nutrición balanceada, asociada a que sean respetados los horarios de comida y las porciones, así como a que hagan ejercicio, cuiden sus hábitos recreativos y balanceen sus jornadas laborales y la vida personal. Lo importante es sembrar en nuestra calidad de vida.

Por ello, si consideras que requieres de un suplemento, es importante visitar a un experto en nutrición y no consumir suplementos si no son recomendados por un médico.

Con información de Cofepris, Forbes y Redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker