Nacional

La crisis sanitaria por COVID-19 propició el aumento en la desnutrición infantil.

Por: Dulce García |

A casi un año y medio del inicio de la pandemia en México, expertos en la infancia afirman que niños y adolescentes conforman una población vulnerable que se ha visto afectada por la desnutrición infantil al no recibir alimentos en sus escuelas.

De acuerdo con especialistas del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF), la pandemia por COVID-19 generó que los menores vivieran una pérdida involuntaria de más de 10% de su peso, en particular de masa corporal.

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), sumado a los problemas de mala nutrición infantil, se han provocado rezagos en educación, aumentó en niveles de estrés y ansiedad, violencia doméstica, sedentarismo, entre otros factores asociados a la reducción del ingreso en el hogar. 

La Unicef considera que las comidas escolares son especialmente importantes para los niños, ya que constituyen la promesa de que un alimento al día sea suficiente para que las familias de pocos recursos manden a sus hijas o hijos a la escuela. 

¿En qué consiste la desnutrición infantil?

La desnutrición infantil es el resultado de la pérdida o consumo insuficiente de calorías o de nutrientes necesarios para sostener adecuadamente las funciones vitales, el crecimiento y desarrollo de un niño o niña. 

Entre sus causas directas se encuentra la ingesta inadecuada de alimentos y la persistencia de enfermedades infecciosas. La ingesta inadecuada y las enfermedades infecciosas tienen a su vez, tres causas subyacentes. La primera es la inseguridad alimentaria; la segunda refiere a una inadecuada atención o cuidados para las mujeres y los niños, y la tercera apunta a la escasez de servicios de salud y saneamiento ambiental.

Las consecuencias de la desnutrición crónica en los primeros 5 años de vida de un menor, son:

  1. Una causa de muerte en niñas y niños menores de 5 años a nivel mundial.
  2. La causante de pérdidas significativas en el desarrollo cognitivo de millones de personas y de las dificultades de aprendizaje. 
  3. Está relacionada con problemas de salud de por vida.
  4. Afecta la capacidad física y de trabajo a lo largo del ciclo vital, y por tanto, merma la productividad y oportunidades de ingreso en la vida adulta (Wisbaum, 2011). 

Por todas estas razones, es posible afirmar que la desnutrición produce y reproduce la pobreza.

Con información de Milenio, Animal Político y Redes sociales.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker