Internacional

México encabeza la lista de espionaje a periodistas de acuerdo a una investigación realizada por Proyecto Pegasus

Por: Dulce García |

El medio The Guardian, reportó que México encabeza esa lista con más de 15 mil números de personas que han sido espiadas por el gobierno, y de hecho, nuestro país fue el primer cliente internacional de NSO, la empresa israelí que oferta el software Pegasus desde el año 2011; de acuerdo con información reportada por el Washington Post, otro integrante del proyecto.

Las identidades de los cientos de usuarios detectados serán revelados a lo largo de los próximos días por los medios que integran el Proyecto Pegasus. 

Se ofreción un avance con los nombres de periodistas en México que han sido espiados

Este domingo se inició la serie con la divulgación de los nombres de periodistas en esa lista de espionaje en varios países, resultando que en nuestro país, son 25 periodistas los que aparecen en la lista, como:

  • Josetxo Zaldua Lasa, coordinador general de Edición de la Jornada.
  • Luis Hernández Navarro, coordinador de Opinión de La Jornada.
  • Carmen Aristegui, siendo Aristegui Noticias integrante del Proyecto Pegasus
  • Cecilio Pineda, reportero guerrerense freelance, quien un mes después de que su número apareció en la lista de posibles objetivos de espionaje fue asesinado en 2017 y cuya ubicación podría haber sido revelada a través del programa de Pegasus
  • También integrantes de Quinto Elemento
  • De la revista Proceso (también integrante del proyecto), incluyendo a Jenaro Villamil, quien ahora es presidente del Sistema Público de Radiodifusión

La lista incluye corresponsales de medios internacionales en varios países incluyendo los de AP, Reuters, Financial Times, CNN, Wall Street Journal, New York Times (incluyendo su entonces jefe de buró en México), Le Monde y Al Jazeera entre otros.

¿Qué es Proyecto Pegasus?

De acuerdo con la investigación internacional llamada Proyecto Pegasus, no sólo periodistas han sido espiados, también políticos, activistas de derechos humanos, sindicalistas, y ejecutivos en 50 países, incluyendo a México.

Amnistía Internacional y Forbidden Stories (ONG en París), impulsaron el proyecto Pegasus y accedieron a la información en la que se enlistan unos 50 mil números de personas de interés de los clientes de NSO desde 2016.

De los aproximadamente mil números identificados hasta ahora incluyen los de más de 600 políticos y funcionarios,incluyendo jefes de Estado, diplomáticos, integrantes de gabinetes y más, 189 periodistas, 65 ejecutivos empresariales, y 85 artistas de derechos humanos.

El Proyecto Pegasus está integrado por más de 80 periodistas y coordinado por Forbidden Stories y Amnistía Internacional, y ha logrado realizar investigaciones forenses sobre 37 teléfonos celulares para confirmar el uso de Pegasus y evaluar lo que se sabe sobre el alcance del software de espionaje.

¿Cómo funciona el espionaje?

Los números de celulares posiblemente intervenidos en la lista filtrada se ubican en 45 países en cuatro continentes pero la gran mayoría están concentrados en sólo diez países donde existen prácticas de espionaje sobre sus ciudadanos y cuyos gobiernos son clientes de la empresa israelí NSO que desarrolla y licencia el software de espionaje.

Los otros países que están entre los que más usaron a Pegasus además de México, son: Azerbaiján, Bahrain, Hungría, India, Kazajstán, Marruecos, Ruanda, Arabia Saudita (el software fue empleado contra las dos mujeres más cercanas al columnista Jamal Khashoggi quien fue asesinado por sicarios sauditas) y los Emiratos Árabes.

¿Cómo funciona el software de la empresa NSO conocido como Pegasus?

Pegasus opera a partir del envío a un teléfono inteligente de un software que se instala cuando un usuario acepta una invitación disfrazada, por lo que al infectar el teléfono accede a información como: contacto, ubicaciones, llamadas telefónicas e incluso puede grabar desde las cámaras y micrófono de ese teléfono a control remoto.

Al respecto, NSO negó responsabilidad sobre el uso de su software por sus clientes, entre los que se identifica a 60 agencias de inteligencia, militares y de seguridad pública en 40 países, y declaró que las conclusiones de la investigación son exageradas, asegurante que el propósito de su software es vigilar a criminales y terroristas.

De acuerdo con lo revelado por el medio Washington Post, no existen normas ni reglas internacionales sobre el uso de programas de espionaje de grado militar como Pegasus, y por lo tanto, se supone que existen acuerdos secretos entre empresas como NSO y los gobiernos que la contratan.

Con información de La Jornada y Redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker