Ciencia y Tecnología

La ciencia se enfrenta a un limbo de información sobre el tiempo de efectividad de la vacuna contra Covid-19

Por: Dulce García |

Las diversas vacunas contra el Sars-CoV-2 son de reciente creación, y para la comunidad científica se ha complicado dar seguimiento a los pacientes vacunados durante un periodo prolongado. En estos procesos, se requiere monitorear, medir, observar y confirmar, en grupos amplios de vacunados, cómo es que actúa la inoculación en el cuerpo a nivel sistema inmunológico, y qué determina el espectro de protección en cada persona, ya que en cada ser humano funciona de distinta forma.

Expertos en el tema señalan que para conocer a detalle la protección que brindan las vacunas, la gente podría hacerse una prueba de anticuerpos, aunque la dificultad a la que se enfrenta la ciencia, es que los expertos aún no saben cómo interpretar los resultados.

La evidencia sugiere que la protección de anticuerpos dura al menos seis meses, pero más allá de eso nada está claro.

El epidemiólogo Michael Mina de la Escuela de Salud Pública de Harvard, señala que es probable que pasen meses antes de que el panorama sea certero, ya que casi cada semana salen nuevos datos que acercan a los investigadores a comprender qué datos reflejan protección, pero esta información va generando también nuevas incógnitas.

Por ejemplo, supongamos que una persona vacunada tiene un nivel de anticuerpos de: 14 o 40 o 400 o 4 mil, lo que para Mina, epidemiólogo experto, esos números no significan nada. Asimismo, aún no está claro lo que significa un resultado de prueba de cero anticuerpos, excepto que: es una señal de advertencia.

El director ejecutivo Linh Hoang señala que en una investigación reciente se encontró que las personas que dan negativo en la prueba de anticuerpos contra Covid tienen un riesgo diez veces mayor de contraer la enfermedad en comparación con las personas que dan positivo en la prueba.

Mina remarca que para establecer qué niveles de anticuerpos son suficientes para una protección sólida, se requieren realizar pruebas a muchas personas a lo largo del tiempo para así determinar, cuánto puede penetrar el virus.

Para los Centros de Control de Enfermedades (CDC), el resultado de medir la inmunidad es tan confuso, que no recomiendan las pruebas de anticuerpos para evaluar a nadie, principalmente en personas con sistemas inmunológicos comprometidos.

No todos los sistemas inmunológicos son iguales

No se sabe con precisión cuánto dura la protección de las vacunas, y en este punto los investigadores se enfrentan a un abanico de posibilidades entre los vacunados sanos y los que cuentan con un sistema inmunológico comprometido, que también amplía el abanico de cómo sucede la respuesta inmune.

Los vacunados sanos, en su mayoría, obtienen resultados sólidos en las pruebas de anticuerpos, generan una máscara de protección, debido a que otras ramas del sistema inmunológico entran en funciones para ofrecer protección.

En contraste, las personas que se enfrentan con un sistema inmunológico deteriorado e inmunodeprimido por cáncer, VIH, órganos trasplantados, diabetes, etc, que constituyen el 3% de la población, incrementan su vulnerabilidad y estar vacunadas no les garantiza protección.

Craig Bunnell, director médico del Instituto de Cáncer Dana-Farb, afirma que los pacientes con enfermedades inmunosupresoras, aún siendo inmunizados, no cuentan con el aval médico para retomar una vida de normalidad.

Expertos en el mundo coinciden que aún con la extensiva campaña de vacunación que se realiza en el mundo para contrarrestar al Covid-19 desde el invierno pasado y durante este primer trimestre del año, se calcula que para el otoño 2021, disminuyan las defensas en contra el virus de la gente que ya se vacunó, por lo que se pronostica que las dosis de refuerzos tengan, sí o sí, qué ser periódicas y anuales.

¿Cómo funcionan los anticuerpos?

Los anticuerpos son un complejo conjunto de defensas del cuerpo contra los gérmenes, estos actúan como exploradores, identificando y atacando a los intrusos. Cuentan con tropas de respaldo, que incluyen a las células B de memoria y las células T, que aumentan para combatir a los enemigos que reconocen.

Los expertos señalan que se está en el camino de comprender mejor cómo es que funcionan e interactúan las tropas en el cuerpo humano frente al Covid, por lo que en este momento,  los resultados de las pruebas de anticuerpos, su significado y la respuesta a los resultados que arrojan, aún no son de utilidad. 

Asimismo, alertan que en el mercado ya se promocionan varias pruebas, por lo que enfatizan que si alguien te dice que te dirá cuán protegido estás, grabate esto muy bien: no les creas.

Por ahora, la recomendación es vacunarse y seguir tomando las precauciones para reducir el riesgo de exposición, porque un hecho real es que con el tiempo, la inmunidad de los vacunados va disminuyendo.

Con información de El Financiero

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker