Patitas y Orejitas

¿Por qué mi mascota no quiere comer?

Por: Dulce García |

Especialistas en salud animal involucrados en el Primer Congreso para Promover la Nutrición y la Salud de las Mascotas en México, refieren algunos de los motivos por los cuáles tu amigo de cuatro patitas no quiere comer pese a que a veces nosotros los consideremos glotones. Aquí algunas de las causas:

Aburrimiento o estrés

Que no estés en casa, una mudanza o que no esté realizando suficiente ejercicio o actividades de distracción, pueden llevarlo a que deje de comer. Prueba con juguetes a los cuales puedes colocarles croquetas o premios en su interior, no solo para estimular su mente, sino hacerlo que pruebe su alimento.

Está enfermito

Un signo de alerta de que tu mascota no se siente bien, es precisamente que deje de comer. Vigila su comportamiento y si notas que siente dolor o se encuentra muy decaído, es momento de llevarlo al veterinario. Un dolor post cirugía o una infección también pueden ser la causa del rechazo.

Entró en etapa de celo

Su interés en la cruza es más intenso que alimentarse. Obsérvala y verás que en poco tiempo todo volverá a la normalidad.

Se empacho o algo obstruye su digestión

Esta condición es de mucho cuidado y si tu mascota se tragó un objeto que trae atascado, le está obstruyendo el tránsito normal del alimento o heces, es muy importante que lo lleves al veterinario lo más pronto posible. Algunas veces comen tantas cosas a lo largo del día que terminan empachados, por tanto debes esperar a que vomite o defeque, antes de volverle a ofrecer alimento.

Tiene tratamiento médico o lo cirujearon

Si está bajo tratamiento y notas que no tiene apetito, es probable que ésta sea la causa. Consulta con el médico veterinario y siempre mantén a tu amigo muy bien hidratado.

Ya es viejito

Las mascotas en esta etapa de vida comen menos que un cachorro. Para estimular el apetito de tu mascota, un consejo es implementar la técnica del mix feeding, es decir, combinar su nutrición con alimento tanto seco como húmedo. Prueba mezclar 2/3 de sus croquetas con 1/3 de alimento húmedo por ración diaria, este último al tener mayor palatabilidad, es más agradable y apetitoso para el paladar de tu mascota. También, puedes proporcionárselo a tu amigo como alimento único si lo acepta mucho mejor, ya que son nutricionalmente completos.

Si tienes amigos perros o gatos, debes considerar que a lo largo de su vida irán cambiando sus gustos y necesidades. Si eres un buen observador de tu compañero animal, podrás detectar esas variaciones para saber cómo es que puedes ayudarlo o si es necesario acudir a un veterinario. ¡Dignifiquemos la vida de todo ser vivo, seamos humanos responsables!

Con información de Vértigo político y redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker