Medio Ambiente

En este Día Mundial de las abejas y deberíamos estar ocupados en cuidarlas mucho

Por: Dulce García |

El 20 de mayo se conmemora el Día Mundial de las Abejas para crear conciencia sobre la importancia de los polinizadores. Asumiendo que como humanos, existen mil 400 millones de insectos por cada persona y más de un tercio de todas ellas están en peligro de extinción, esta fecha nos invita a analizar la forma en la que nos relacionamos como seres humanos con las abejas.

Te damos seis razones para estar agradecidos con nuestros polinizadores y seis consejos para mostrar esta gratitud:

1. Proporcionan alimentos ricos en micronutrientes

Alimentos muy nutritivos y ricos en micronutrientes como las frutas, algunas hortalizas, semillas, frutos secos y aceites, desaparecerían si no hubiera polinizadores. Sin polinizadores no tendríamos algunos de los alimentos que tanto nos gustan como las fresas, manzanas, arándanos, cerezas, almendras, cacao y café.

Consejo: ¡Devuelve el favor! Da a las abejas alimentos que les gusten cultivando plantas en tu jardín. Las plantas y los polinizadores tienen una relación mutuamente beneficiosa y simbiótica. Cultivar una amplia variedad de plantas autóctonas que florezcan en diferentes épocas del año puede resultar muy beneficioso para los polinizadores.

2. Nos dan miel

¿Sabías que de las más de 20 mil especies de abejas solamente 7 producen miel? Este maravilloso producto es un edulcorante natural que tiene también propiedades antibacterianas y antisépticas. Hoy en día, productos como la miel, la cera de abejas y otros subproductos proporcionan ingresos adicionales a las familias rurales.

Consejo: Compra miel pura a los agricultores locales. Muchos pequeños agricultores locales y comunidades forestales continúan empleando prácticas apícolas sostenibles. Puedes ayudarles comprándoles miel sin refinar, cera de abejas u otros productos apícolas.

3. Destacan por incansable labor, no paran

Una sola abeja melífera suele visitar unas 7 mil flores al día, y se necesitan cuatro millones de visitas para producir un kilo de miel. Cada abeja forma parte de un equipo que poliniza también numerosas especies de plantas.

Consejo: Recompensa a estas atareadas criaturas proporcionándoles agua. Estos pequeños insectos necesitan agua después de estar revoloteando todo el día. Dejar un cuenco poco profundo con agua limpia y piedras o palos para que las abejas no se ahoguen es una buena manera de facilitarles un lugar de descanso y refrigerio.

4- Mejoran el sabor de nuestros alimentos

Las plantas polinizadas adecuadamente producen frutas y hortalizas más grandes, uniformes y sabrosas. Si una planta no se ha polinizado adecuadamente, no invertirá necesariamente sus recursos de manera uniforme, produciendo en consecuencia frutas y hortalizas deformes o blandas. ¡Una manzana deformada, por ejemplo, podría significar que la polinización de la planta ha sido insuficiente o desigual!

Consejo: Evita los plaguicidas, fungicidas o herbicidas en tu huerto. Pueden acabar con los polinizadores y envenenar las colmenas con néctar contaminado o polen traído por las abejas de plantas contaminadas. Trata de encontrar soluciones naturales para combatir las plagas en las plantas de tu huerto.

5- Aumentan la producción de alimentos y la seguridad alimentaria

Un estudio realizado encontró que cuando la polinización se gestionó adecuadamente, el rendimiento agrícola aumentó de media un 24%. Las abejas y otros insectos polinizadores están mejorando la producción de alimentos de 2 mil millones de pequeños agricultores en todo el mundo, ayudando a garantizar la seguridad alimentaria de la población mundial.

Consejo para los agricultores: Generen un hábitat adecuado para las abejas que garantice la polinización. Deje algunas zonas de la explotación agrícola como un hábitat natural. Levanta setos con plantas autóctonas que florezcan en diferentes momentos del año y planta cultivos atractivos como el girasol y el café, y árboles frutales como el aguacate y el mango. Reduce el empleo de plaguicidas y mantén intactos los lugares donde anidan las abejas.

6- Mantienen la biodiversidad

La polinización es uno de los procesos más importantes de la naturaleza que contribuyen a la biodiversidad. Ayuda a producir una gran variedad de plantas, muchas de las cuales también son cultivos alimentarios. Se estima que el 90% de las plantas con flores dependen de la polinización para reproducirse. Las abejas y la apicultura forestal contribuyen a mantener los ecosistemas forestales y a conservar la biodiversidad forestal.

Consejo: Amplía tus conocimientos sobre las abejas y supera tu miedo. Si estudias a estas criaturas, comprobarás que no suelen ser peligrosas. No todas las abejas pican y las que sí lo hacen, tienen una razón para hacerlo. La picadura y la enjambrazón son mecanismos de autodefensa. Las abejas no atacan a los humanos intencionadamente. 

Ayudar a proteger a nuestros polinizadores contribuye a mejorar nuestra producción alimentaria, los ingresos de los agricultores y el medio ambiente en general. Ayúdanos a difundir este mensaje en el Día Mundial de las Abejas y corre la voz: ¡convertirte en un defensor de las abejas!

Con información de FAO y Redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker