Nacional

¿Sabes que es el parto humanizado o parto respetado?

Por: Dulce García |

La Semana Mundial del Parto Respetado o Humanizado, es una iniciativa de la Alianza Francesa por un Parto Respetado (AFAR), así como de la Red Latinoamericana y del Caribe por la Humanización de Parto y Nacimiento, esta última ha aunado esfuerzos desde 2006 con organizaciones como la Coalition for Improving Maternity Services (CIMS), para sensibilizar a la sociedad sobre los derechos de las mujeres en el momento del parto.

El parto humanizado es un término desarrollado en la década de los 70, por el obstetra francés Frederic Leboyer, y se refiere a un parto digno y respetado, en el que la mujer embarazada es protagonista, junto con la o el bebé que está por nacer y la familia que les acompaña.

El parto es una parte integral de los derechos humanos, debe ser visto como un componente del proceso natural que no debe implicar la pérdida de autonomía o capacidad de decisión respecto al cuerpo y sexualidad de las mujeres.

¿En México, los partos se viven con estas características de humanizados y respetados?

La realidad en México apunta a que los hospitales públicos tienen una sobrecarga de atención a madres para nacimientos, lo que hace que se busquen alternativas para agilizar los partos y atender a las mujeres que se presentan en los centros hospitalarios para dar a luz en condiciones ni clínicamente ni humanamente adecuadas.

En México la promoción de este derecho a la mantener la dignidad y el respeto a las mujeres y al nuevo ser humano que nacerá, se prevé en acciones de organizaciones entre las que se encuentran: Parto Libre (www.partolibremexico.org), Nueve Lunas (www.nuevelunas.org.mx), el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) (www.gire.org.mx), entre otras.

Estas organizaciones se han concentrado en dar a conocer los derechos y opciones de los que disponen las mujeres al momento de parir, a fin de que puedan solicitarlos en los servicios de salud.

Cabe destacar que todas las organizaciones nacionales e internacionales que trabajan este tema, toman las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el nacimiento, que señala que en el caso de América Latina, la intervención quirúrgica conocida como cesárea, ha sido utilizada en exceso en la mayoría de los países, incluído México.

La OMS recomienda una tasa general de cesárea de 15 %, basada en el número de mujeres que se prevé pudieran tener complicaciones potencialmente mortales durante el parto.  En México la tasa de cesárea es de un 38%.

No respetar los derechos humanos de la mujer en el parto también es una forma de violencia

La ginecóloga Jaqueline García confirma que los ginecólogos que hay en cada centro médico resultan insuficientes. Ella misma, en un día en el área de parto o tococirugía en el Hospital General de Gómez Palacio, llegó a atender siete partos naturales, dos cesáreas además de legrados y revisiones de las embarazadas que faltaban.

La ginecóloga señala que en su experiencia, en la práctica privada sí es posible generar condiciones para un parto con tales características, pero en la práctica institucional pública, aún falta mucho. Agregó que existe una crisis de salud a nivel nacional.

La doula o partera, Silka Guerrero, señala que el problema no son las capacidades del personal médico, sino del sistema que en la actualidad sigue con carencias en equipo, infraestructura y el insuficiente número de especialistas disponibles.

Ya sea en un centro médico público o particular, incluso en el mismo hogar o en un espacio con agua, los especialistas coinciden en que toda labor de parto debe estar supervisada por especialistas para  reaccionar a tiempo ante posibles complicaciones, esto ante la creciente demanda de mujeres que buscan un parto más respetado.

Con información de Milenio, CDHCM y Redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker