Nacional

Como Gabriela, una joven veracruzana que perdió a su bebé por negligencia médica, no hay nada que celebrar

Por: Dulce García |

El pasado domingo 2 de mayo, Gabriela, una mujer de 28 años, madre de un niño de 6, acudió tres veces al Hospital General Dr. Luis F. Nachón, en Veracruz a recibir atención médica por un embarazo que tenía 42 semanas de gestación.

Gabriela, acudió en la noche del sábado porque tenía contracciones, aunque al llegar al hospital, los doctores le dijeron que se regresara a su casa, porque aún no era el momento de su parto.

Su esposo Óscar explicó que regresaron a su casa alrededor de las 02:00 horas del domingo 02 de mayo, y ahí se percataron que se había roto el tapón mucoso y comenzó a tener un ligero sangrado y regresaron al hospital. Una vez ahí los médicos le dijeron que no iba sangrando mucho, que aún tenía que romper fuente y la regresaron a su casa.

Las últimas indicaciones fueron que volviera al hospital a las 08:00 horas de la mañana, aunque cuando iba de regreso a su casa, Gabriela comenzó a sangrar más y regresaron al hospital alrededor de las 05:30 horas. Pese a que Gabriela solicitó quedarse, le dijeron que aún le faltaba, que apenas tenía 1 de dilatación, que no exagerara.

Gabriela exigió a los médicos que le hicieran un ultrasonido alrededor de las 6:30 horas y recuerda que aún vio a su bebé moverse y le dijeron que tenía 143 latidos por minuto. Ella cuenta que la enfermera le hizo la hoja de ingreso al hospital y el doctor le dijo que no, que aún no la iban a recibir por lo que nuevamente se fueron a su casa.

Los doctores del hospital le dijeron que regresará a las 15:00 horas del domingo 02 de mayo,  pero ella al ver que no sangraba más acudió al hospital hasta las 19:00 horas. Al llegar, le volvieron a decir que no había dilatación, le hicieron un ultrasonido y se dieron cuenta que su bebé ya no tenía latidos.

Gabriela entre llanto, comenzó a gritarle a los médicos, mientras su esposo Oscar, solicitó apoyo de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) por la violencia obstétrica con la que trataron a su esposa en el hospital, sin embargo desconoce si hay una queja iniciada.

El embarazo de Gabriela ya se sabía que era de alto riesgo

Gabriela llevó el control de su embarazo en un Centro de Salud y su médico la canalizó al hospital porque tenía un embarazo de alto riesgo, ella ya había tenido una cesárea debido a características similares a las de este embarazo.

El 26 de marzo, el doctor del hospital le confirmó que necesitaría una cesárea por el alto riesgo de su embarazo, por ello, el día que acudió a urgencias, les dijo a los médicos que así le pasó con su primer embarazo, que no sintió contracciones, no tuvo labor de parto y que tenían que hacer cesárea, pero sólo la regresaron a su casa.

Gabriela pidió al gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez y la Fiscal General del Estado, Verónica Hernández Giadáns que haya justicia porque a ella en el hospital le dijeron que aún no era momento del parto dado que tenía 40 semanas con 5 días, esto a pesar de que ella insistía en decirles que tenía 42 semanas, las mismas que le confirmaron los médicos cuando le entregaron muerto a su bebé, 42 semanas con 2 días.

Con información de XEU Noticias

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker