Economía y Finanzas

6 de cada 10 salones de fiestas infantiles cerraron por la pandemia de covid en México

Por: Dulce García |

Afectados por la falta de eventos y los reembolsos por cancelaciones, de los 6 mil salones de fiestas afiliados a la Asociación Mexicana de Salones de Fiestas (Amexsaf), se calcula que al menos 3 mil espacios son para niños. De estos, mil 800 negocios cerraron ante la imposibilidad de mantenerse sin ingresos por un año de suspensión de operaciones.

Rigoberto García, presidente de la Amexsaf, señaló que los salones infantiles son complicados por el contacto que hay entre niños y superficies, los niños tocan todo, corren, gritan, se agitan y hay mucho contacto.

Alexa Castell, directora administrativa de Sipirily, la cadena de salones de fiestas infantiles, desconoce cuántas de sus 28 sucursales regresarán a operar, y señaló que su opción ha sido realizar algunas fiestas en casas por 4 mil pesos, apenas 10% de los ingresos que tenían por evento antes del Covid.

Otros negocios de salones infantiles que han resistido, se han adecuado a operar con protocolos sanitarios, reducir costos y abrir sus espacios como ludotecas para que los papás lleven a sus hijos a jugar mientras ellos trabajan vía remota.

Ferenz Feher, director general de la consultora Feher Consulting, señaló que la cadena de pizzerías con juegos, shows y cumpleaños infantiles, Chuck E. Chesse, se adaptó a funcionar como pizzería a domicilio y mantuvo con ello algo de sus ventas.

Por su parte, Thelma Ramírez, directora de Cartoon Animaciones señaló que de los 35 salones de fiestas que tenían en la franquicia, sobreviven 12, mismos que se mantienen operando con caravanas con botargas, espectáculo que les sirve para mantener a flote los gastos fijos.

La Amexsaf reveló que en diversas entidades las autoridades ya les autorizaron entregar protocolos de operación considerando reabrir en las entidades donde los niños regresan a las clases presenciales. Entre las medidas se propone la posibilidad de usar hisopado de pruebas rápidas, colocar medidores de CO2, mantener las las medidas del gel y cubrebocas.

Pero, no sólo los salones de fiestas infantiles han padecido la pandemia, también les ha ocurrido a los otros participantes de una fiesta infantil, como son los payasos, los magos y aquellos que aportan con su talento el entretenimiento.

La Unión Mexicana de Artistas Populares (UMAP) afirma que en el área metropolitana de la Ciudad de México, existen más de 4 mil payasos, quienes vieron reducidos sus ingresos en al menos un 75%, mientras que otros cambiaron de giro.

Por su parte, Francisco Suárez, conocido como el Mago Frank y su conejo blas, adaptaron su show para ofrecerlo en salas de Zoom, aplicando descuentos en las funciones.

El Mago Frank señala que para los niños no hubo ningún cambio, nacieron con las pantallas y a él fue quien se tuvo que acoplar a hacer así los juegos y la interacción. Una ventaja de esta modalidad de shows vía Zoom, es que se puede hacer para diferentes estados del país y avanzó con lo que la tecnología permite.

Talleres y microempresas de piñatas como Viva Piñata Factory y Piñatas Emmy, afirman que los pedidos bajaron de 30 piñatas mensuales a no más de cuatro, y el costo se ajustó, debido a que las piñatas se han ido encogiendo en tamaño, y así los precios.

Con información de El Financiero y Redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker