Patitas y Orejitas

Los pollitos son una de las aves más comunes en los hogares ¿sabes cómo cuidarlos?

Por: Dulce García |

Los pollitos domésticos cuando son pequeños: enamoran. Son tiernos y además, si son nuestros compañeros animales, es importante seguir algunas recomendaciones para cuidar de ellos y que tengan una vida saludable.

Una vez llega el pollito a nuestro hogar:

  1. Hay que adecuar un espacio, implementar un pequeño corral o utilizar temporalmente una jaula. 
  2. Disponer de paja o papel desechable para que absorba la humedad y pueda hacerse su nidito.
  3. El espacio en donde habitará debe estar protegido de las corrientes de aire y de las temperaturas extremas, aunque no por ello debe bloquearse la ventilación.
  4. Asear periódicamente su jaula o corral, esto para proteger la salud del pollito.
  5. Un aspecto importante de la jaula o corral es su seguridad, por lo que el sitio en el que se aloje debe contar con protección, son una presa fácil.
  1. Si los pollitos son crías, necesitan de una fuente de calor constante de entre los 37ºC y los 39ºC. Esta fuente de calor podría ser una lámpara de luz infrarroja.
  2. Los pollitos se alimentan y beben durante todo el día, por lo que es importante disponer un recipiente para el agua y otro para la comida. Cuando el pollito es una cría, la alimentación se la daremos nosotros.
  3. Durante el período de crecimiento, los pollitos se alimentan de maíz en polvo, y a medida que va avanzando el tiempo, se les puede dar granos de avena o maíz triturados.
  4. Es recomendable acudir a una ferretería o centro veterinario en donde vendan forraje para aves, pero esta no debe ser para engorde, que contienen hormonas que aceleran su crecimiento.
  5. Tener la certeza de que el pollito tiene las vacunas necesarias, no te arriesgues a ti y al pollito, consulta con un veterinario o especialista en aves.

Un aspecto curioso de los pollitos es que durante los primeros días de su vida, viven el proceso de impronta, en el que ellos reconocen a su mamá y establecen un vínculo con ella.

 Al separar al pollito de su madre, este nos reconocerá a nosotros como mamá, por lo que hay que tenerles mucho cariño, como si lo empollara su amigo humano, estableciendo un lazo de confianza.

Los pollitos son amigos con piquito que necesitan de cuidados, alimentos, higiene, vacunas y mucho cariño, son muy tiernos, pero no son un juguete, así que como compañeros humanos responsables y respetuosos de la compañía animal, atendamos sus necesidades como la de un miembro más de la familia.

Con información de Uncomo y Redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker