Salud y Bienestar

Qué dice la ciencia acerca de la vitamina D y porque se relaciona con el Covid-19

Por: Dulce García |

Sabemos que para mantener nuestro sistema en adecuado funcionamiento y reducir las enfermedades, un factor importante es contar con la ingesta de nutrientes que nuestro cuerpo requiere. Por lo que se ha señalado que las personas que tienen un buen requerimiento de vitamina D, tienen su sistema inmune en mejores condiciones.

La vitamina D produce efectos antivirales por mecanismos tanto directos como indirectos, por lo que cuando hay un déficit, puede aumentar la probabilidad de infección por virus como el retrovirus, la hepatitis y el dengue.

En particular esta vitamina ayuda al metabolismo óseo, la autorregulación del calcio y las funciones del sistema inmune; y es la única que se puede producir en la piel a partir de la exposición a la luz solar, por lo que no sólo se obtiene tras el consumo de algunos alimentos.

Por lo que la falta de vitamina D podría ser un factor en común entre las personas con un cuadro más grave de coronavirus que requieren hospitalización, ya que se ha encontrado que el 80% de los pacientes Covid-19 coincidían en tener deficiencia de esta vitamina.

Las fuentes alimenticias de Vitamina D son:

  • La yema de huevo
  • Los lácteos fortificados con vitamina D
  • Los pescados grasos como el atún, las sardinas, el bacalao y el salmón.

Y como ya se mencionó, el sol. Este benevolente proveedor de vitamina D3 sin costo, activa un complejo mecanismo a través del cual nuestro cuerpo produce vitamina D. La acción de los rayos del sol sobre la piel forma un compuesto denominado colecalciferol, que en el hígado y los riñones se convierte en vitamina D activa.

Es por eso que es importante asolearnos 2 veces por semana brazos o piernas de 5 a 30 minutos fuera de los horarios pico, sin vidrios de por medio y sin protector solar.

Ahora, es importante mencionar que las personas mayores 65 años, personas que padecen obesidad, hipertensos y aquellos que padecen algunas patologías digestivas, son los candidatos ideales a tener déficit de vitamina D.

Algunas personas consideran necesario consumir algún suplemento vitamínico que contenga esta vitamina, aunque como en todo, es un arma de dos filos consumirla sin el visto bueno de un médico, por lo que se recomienda que no se automedique y no se suministre una dosis que no sea la que su sistema necesite, ya que lo primero deberá ser confirmar que existe una deficiencia que justifique su uso, porque al ser una vitamina liposoluble, se acumula y puede producir toxicidad.

Aliméntate sanamente y en forma variada, no te automediques y toma tu baño de sol fuera de horarios de riesgo y no por tiempo prolongado, tu salud te lo agradecerá.

Con información de Infobae y redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker