Salud y Bienestar

Palabras vs. chancla voladora. ¿Estableces límites en la educación de tus hijos?

Por: Dulce García |

La forma de criar y educar a nuestros hijos en esta jornada de sana distancia se ha convertido en todo un tema, debido a que estamos más tiempo con ellos, la escuela y hasta el entretenimiento suceden en casa; por lo que los llamados berrinches y rebeldías, se ponen más complejos.

Los padres debemos observarnos en la forma en la que ponemos límites, y hacer uso de la chancla voladora y el golpe a tiempo, los castigos y condicionamientos excesivos desencadenan estrés, resentimiento, temor y/o mayor rebeldía en los menores; y además, recordemos que el maltrato es un delito.

La propuesta respetuosa y de crianza amorosa con el método Montessori, ayuda a los padres en la gestión de actitudes incómodas y permite que los niños no pierdan su independencia y sigan construyendo su identidad en un entorno más saludable.

  • Crea un ambiente con límites claros. Mantén un balance entre el sí y el no. Es tu responsabilidad como papá y mamá observarte y no caer en lo excesivamente permisivo o en el extremo de lo estricto. 
  • Establece los límites cuando te ponga atención. Si está realizando otra actividad como jugando, en el móvil o la tablet o cualquier otra, ten por seguro que no lo comprenderá como tú quieres y de la forma en la que lo necesitas.
  • Sé empático con tu hijo. Algo importante es que tu hijo sepa que lo entiendes y que comprenda porque es que le hablas de los límites.
  • Mantén la calma cuando pones los límites. Evita los gritos y usa una voz firme, aunque previo a decir algo trata de establecer que lo amas, y confirmar porque las reacciones que tienen no deben suceder como la actitud constante. 
  • Los límites deben ser claros y consistentes. Para que tengan el efecto que deseas, no caigas en contradicciones; recuerda que se deben llevar con coherencia de acción y tiempo.
  • Expresa ideas concretas, no le eches rollo. Considera que tu hijo te regala máximo dos minutos de atención, así que sé claro y preciso en lo que le pides. 
  • Sé flexible cuando se requiera. No exagerar. Recuerda tu infancia y piensa si los límites son adecuados para cada circunstancia desde tu sentido común.
  • Enseñemos a respetar a los demás. Explica que los límites son el punto entre el que yo ejerzo mi libertad y que afecta la libertad de otra persona, porque la base de nuestra convivencia es el respeto.
  • Adapta los límites al crecimiento del niño. Recuerda que es importante que sean consecuentes con los conocimientos, capacidades y etapa de vida del menor.
  • Acompaña al niño en su desarrollo. Gana calma y su confianza, ayuda a tu hijo con límites claros a desarrollar su independencia, autodisciplina y habilidades sociales, no lo aisles.

Los padres y madres, debemos crear una conexión con nuestros hijos que nos permita mostrarle el mejor camino para que tenga una vida sana, satisfactoria y en un ambiente de respeto y responsabilidad sobre sí mismo y los demás.

Con información de Naran Xadul y Redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker