Seguridad

Los ECOSIG, supuestas clinicas para “curar” la homosexualidad que funcionan impunemente en México

Por: Dulce García |

La última vez que Alondra, la pareja de Verónica supo de su paradero fue hace 7 días cuando viajaría de Colima a Jalisco para estar juntas. Tras la incomunicación, Alondra inició una búsqueda que se ha extendido a las redes sociales con el hashtag #TeBuscamosVero.

El gobierno de Jalisco mediante la Dirección de Diversidad Sexual de la Subsecretaría de Derechos Humanos, se sumó a la búsqueda de Verónica Fonseca bajo los protocolos con perspectiva de diversidad sexual, con la presunción de que ella fue llevada a un centro de Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género (ECOSIG).

De acuerdo a lo que señala Alondra, Verónica vive en Colima y  fue engañada por su familia para llevarla a un centro de rehabilitación, por lo que la trasladaron a Monterrey, le quitaron su celular y la mantienen incomunicada.

Amigos de Vero y la propia Alondra han contactado con la mamá de la joven colimeña, quien sólo les ha respondido que ella está bien, sin dar detalles de su situación o dónde se encuentra.

Debido a que Verónica Fonseca desapareció en Colima, se reportó ante la Comisión Nacional de Búsqueda para que este organismo enviara el caso a las comisiones estatales de búsqueda de Colima y Jalisco, ya que Alondra, la reportante, ha recabado información de un presunto traslado de la víctima a un centro para curar la homosexualidad; por lo que el 13 de abril, el expediente para la búsqueda fue remitido a la comisión de Jalisco para dar con el paradero de la joven, verificar si está bien y saber si fue privada de su libertad o incluso obligada a someterse a una terapia de conversión.

¿Qué es una ECOSIG?

Los ECOSIG, consisten en tratamientos psiquiátricos, psicológicos, de superación personal y hasta espirituales, cuya finalidad es cambiar la orientación sexual, la identidad, o la preferencia o expresión de género de las personas de la comunidad Lesbico, Gay, Bisexual, Trans y más, es decir, la comunidad LGBTI+.

Recordemos que la homosexualidad no es un trastorno mental, aunque si se han documentado tertimonios de que los ECOSIG fomentan el maltrato físico, la privación de la libertad, violencia económica y hasta violaciones grupales, asimismo, incluyen prácticas como rezar oraciones y la ingesta de químicos utilizados para tratar desórdenes psicológicos o neurológicos, e incluso la ingesta de medicamentos que provocan una disminución en la producción de hormonas, lo cual reduce la libido en el ser humano, entre otras prácticas cuestionables.

De acuerdo con expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), este tipo de asociaciones apelan a un quebranto en la vida de sus pacientes, específicamente en el ámbito sexual durante la infancia, y por ello, los pacientes, deben pasar por un proceso de restauración.

Los movimientos por la diversidad sexual y de derechos humanos, señalan que el sistema de los ECOSIG alimentan un estigma negativo sobre la homosexualidad y la homofobia, prometiendo un irreal desarrollo de la heterosexualidad.

Las ECOSIG no están prohibidas en México

Las terapias de conversión o los ECOSIG no están prohibidos en México, y tampoco está penalizado que una familia o tutores lleven a una persona LGBT+ a estos centros.

La Ciudad de México (CDMX) y el Estado de México (EdoMex), son los únicos dos estados del país que protegen a esta comunidad legalmente, sancionando que una persona sea llevada contra su voluntad a un ECOSIG ya que vulnera sus derechos humanos y especifica que: no curan nada porque no hay nada que curar.

Cabe señalar que en el Senado está detenida una iniciativa para legislar sobre las terapias de conversión y prohibirlas, realizando modificaciones a la Ley General de Salud y al Código Penal Federal.

Con información de Ruido en la Red, Sopitas, Acción Gay y Redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker