Patitas y Orejitas

Rescatar a un compañero animal del maltrato o de la calle, es una responsabilidad humana

Por: Dulce García |

Si nosotros observamos que en situación de abandono se encuentra un perro o gato en la calle y nos limitamos sólo a alimentarlo, en realidad no estamos haciendo una diferencia, ya que el cambio en sí, es ayudarlos de manera temporal a que se restablezca en su salud, a esterilizarlos y vacunarlos, alimentarlos, asearlos y acogerlos, hasta que ese lomito llegue a un hogar adoptivo en el que pueda iniciar una nueva etapa de su vida con el anhelo de que esta sea permanente.

Esta tarea de cuidado animal, no sólo debemos pensarla como responsabilidad de organizaciones, agrupaciones y rescatistas, sino de todos los que cohabitamos como vecinos de calle o colonia con estos peluditos.

Hoy en día, existen protocolos de adopción, con los que se busca que nos hagamos conscientes como seres humanos de la responsabilidad que implica integrar a nuestra familia a un compañero animal y consideremos que esta es una relación que cultivaremos y nos ocupará varios años de nuestra vida.

Si quieres ser un contacto para adopción animal, asesorate con alguna organización, habla con la verdad con quienes serán los adoptantes e informales si el lomito ha recibido o no atención veterinaria, si conoces detalles de cuándo nació para determinar la edad, si sabes de si tiene alguna enfermedad, y de preferencia, realiza al lomito un baño y corte de pelaje si este es necesario antes de presentarlo con su nueva familia.

Cabe señalar que si bien existen contratos de adopción, en México no son requisito, es más un compromiso simbólico establecido entre las partes para formalizar el proceso y garantizar que el contacto para la adopción no termina su labor cuando se entrega al lomito y se establece un lazo solidario en caso de que la familia adoptante requiera algún cuidado especial para el compañero animal, se acuerde para las esterilizaciones si es que el lomito no ha sido esterilizado y también para asegurar que está siendo cuidado.

En México para garantizar los derechos a los animales de compañía, existe la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, que además fue aprobada con 434 votos a favor a penas en 2020 por los señores legisladores, yn en el dictamen señala que corresponde a las entidades federativas fomentar la cultura del trato digno y respetuoso, mediante el establecimiento de campañas de esterilización y difusión de información sobre la importancia de la adopción, vacunación, desparasitación y las consecuencias ambientales, sociales y de salud pública que conlleva en abandono de animales de compañía, que terminan como callejeros.

En este sentido, sabemos que prácticamente la responsabilidad de estos casos corre a cargo de particulares, pero siendo humanamente, socialmente y ambientalmente responsables, ayudemos a mantener una vida digna para un ser vivo y compañero animal que requiera de nuestro cuidado y solidaridad.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker