Salud y Bienestar

Mañanero o Nocturno ¿Qué tipo de persona eres?

Por: Dulce García

Versa un dicho popular “Al que madruga Dios lo ayuda”, aunque esto no precisamente se trata de una cuestión milagrosa, sino del “reloj interno” de cada persona, y todos lo traemos de fábrica.

“El reloj interno es personal y ayuda a controlar muchos aspectos de su vida, incluido los ciclos de sueño-vigilia, y ese reloj personal funciona principalmente sincronizado con la luz ambiental, y es por eso por lo que tiene más sueño cuando está oscuro afuera y está más alerta durante el día”.

La neuróloga del Hospital Houston Methodist, Doha Ayish, señala que este reloj interno nos trae ventajas y puntos débiles en la forma en la que funcionamos, porque de eso depende en cierta medida, los resultados que obtengamos en nuestro día a día. 

Persona mañaneras y personas noctámbulas

Aquellos que inician actividades por la mañana, su cerebro está más alerta durante el día de manera general, aprovechan esta energía y concentración para realizar las tareas, el trabajo y los quehaceres desde temprano.

“Si formas parte de ese grupo de personas, a las seis de la mañana ya regresaste de correr, los primeros rayos del sol todavía no aparecen pero tú ya estás contestando correos y queriendo hacer llamadas de trabajo, seguramente puedes ser una ‘persona mañanera’”.

Si una persona está despierta hasta entrada la noche, a menudo hasta la mañana siguiente, presenta rasgos como es comer constantemente hasta tarde o exponerse a la luz brillante no ambiental por la noche, lo que pudo haber ayudado a entrenar su reloj interno para que cambie el día por la noche; aunque también puede estar en sus genes.

“Las personas con trastorno de la fase retrasada del sueño tienen un reloj interno que se retrasa, lo que hace que se despierten más tarde de lo habitual por la mañana y se vayan a dormir mucho más tarde que la mayoría por la noche”.

Ser noctámbulo tiene sus desventajas

Ser un noctámbulo, tiene algunas desventajas, principalmente, un estudio reciente ha demostrado que un cambio genético en un gen llamado CRY1, es común entre las personas que padecen una afección llamada trastorno de la fase tardía del sueño o DSPD.

Un estudio de 2018, que analizó la relación entre los hábitos a la hora de acostarse y la salud en casi medio millón de adultos, encontró que los noctámbulos tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes, genera consecuencias como el insomnio y somnolencia matutina, los cuales pueden causar privación del sueño, lo que resulta en problemas de humor, falta de concentración, aumento del dolor e incluso alucinaciones.

“Las alteraciones del sueño pueden aumentar tu nivel de estrés y causar latidos cardíacos irregulares”.

Por lo que alterar tu patrón de sueño puede tener efectos obvios en tu nivel de energía durante el día, pero también puede tener efectos ocultos en tu salud en general; complejizando la cotidianeidad para cumplir con los horario de trabajo, las responsabilidades con los hijos, en caso de tenerlos, por lo que la mayoría de los noctámbulos, no están exentos de levantarse temprano en la mañana.

Si el reajustar los patrones de sueño y mejorar sus hábitos le resulta complejo, quizá sea momento de acudir a un especialista del sueño.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker