Seguridad

En Michoacán, 2020 ha sido un año de violenta guerra entre cárteles

Por: Dulce García |

En Michoacán, todo tipo de grupos armados arriban a los pueblos y balean alcaldías, comisarías y escuelas, rafaguean comercios y vehículos estacionados, al mismo tiempo, se enfrentan con grupos rivales en busca de “defender sus plazas”, y en otros casos, atacan a cuerpos policiales o militares. 

Así ha sido en los últimos 3 años y este 2020 la violencia fue mayor.

Las poblaciones están aterradas ante la presencia del crimen organizado y su violencia, por lo que en diferentes localidades, los propios pobladores han optado por destruir el asfalto o cavar zanjas en caminos y carreteras para frenar el arribo de las caravanas de camionetas con hombres armados que gritan a los cuatro vientos “Somos gente del señor ‘Mencho’” y “Pura gente del señor ‘Mencho’”; o en algunos casos, en definitiva han decidido abandonar sus hogares y posesiones para resguardarse.

Los enfrentamientos y hechos más violentos se han desatado en Uruapan, Tepalcatepec, Apatzingán y Huetamo, en donde la nueva guerra que se vive diariamente en esa entidad, de donde son originarios los más importantes líderes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que buscan apoderarse del control total del narcotráfico, secuestro, robo de combustible y las extorsiones.

Al verse amenazados por el CJNG, se conformó el agrupamiento Cárteles Unidos, integrado por Los Viagra, La Nueva Familia Michoacana y Los Blancos de Troya; estos últimos con operación en Uruapan, dirigidos por un sujeto de nombre Roy Ríos “El Troyano”, que fue escolta de Nazario Moreno González “El Más Loco”, exlíder de los grupos La Familia Michoacana y Los Caballeros Templarios.

También, operan otras organizaciones dedicadas a la delincuencia organizada, entre las que se menciona: lo que queda del Cártel de los Valencia, y las que llevan por nombres “Los Vengadores”, “Los Locos de la Sierra”, “Los Justicieros”, “La Vieja Guardia”, “Grupo H3”, “El Grupo de El Metro”, “Los Caballeros de Élite”, “Brazo de Oro”, “El Grupo del Cenizo”, “Grupo Iris” y “Los Cinco del Cerro”; así como células del Cártel de Sinaloa.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador, acudió a Michoacán para inaugurar 22 instalaciones de la Guardia Nacional y señaló que “se dio prioridad a los estados de Guanajuato, Jalisco y Michoacán”, por tener problemas de inseguridad, aunque en los hechos, la situación no sólo parece no ser disminuida, sino todo lo contrario.

En Michoacán, no hay Ley ni autoridad. Si bien la violencia ejercida a manos del narcotráfico data desde hace por lo menos cinco décadas en dicho estado, la vorágine de las balaceras, secuestros, desapariciones, homicidios, fosas clandestinas y feminicidios se aceleró desde 2019, y este mes de diciembre parece marcar otra forma de operar en los que está implícita la sangre y el fuego. 

“La estrategia de las mesas para la construcción de la paz, que no ha funcionado, tuvo que replantear en diversas ocasiones la respuesta oficial. El gobierno michoacano se ha quejado de que la Federación no les ha apoyado lo suficiente, pues se trata de delincuencia organizada en su máxima expresión”.

De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en 2020, la ciudad de Uruapan es la segunda con mayor sensación de inseguridad y la asociación civil Causa Común, refiere que Michoacán, junto con Guanajuato y Jalisco, son los estados donde mayor número de hechos de violencia extrema se han presentado en México durante este año 2020. 

Con información de Sin Embargo y redes sociales.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker