Estados

Chiapas y Tabasco registran nuevas inundaciones por el frente frío No.13

Por: Dulce García |

Las lluvias ocasionadas por el frente frío 13 provocaron desbordamiento de ríos y deslaves que afectaron nuevamente a municipios de Chiapas y de Tabasco, y de acuerdo con los pronósticos, se prevé que las precipitaciones continúen este fin de semana.

En Chiapas, las afectaciones fueron en municipios de la zona norte, en donde Protección Civil del estado reportó deslaves en Yajalón y La Grandeza, además, en Chilón se desbordaron los ríos Guadalupe Paxila, El Mango y Get-ja, a lo que se sumó un deslizamiento de suelo en el municipio de Amatan y el desbordamiento del arroyo La Mina, en la cabecera municipal de Pantepec.

Asimismo se reportó el desbordamiento del río Agua Azul, conocido como Cascadas de Agua Azul, por lo que personal de Protección Civil de Tumbalá, en coordinación con la policía rural, desalojó a varias familias.

En San Cristóbal de las Casas nueve colonias se inundaron por lo que autoridades locales recomendaron a la población evacuar sus viviendas y evitar ponerse en riesgo.

Por su parte, la Conagua reportó este jueves cinco ríos desbordados en Tabasco, entre ellos el Pichucalco, con 1.18 metros arriba de su nivel; el Usumacinta con 64 centímetros, Grijalva, con 42 centímetros, mientras que el Puxcatán y San Pedro con 22 y 3 centímetros, respectivamente; asimismo se monitorea al río Usumacinta que está por arriba de su nivel.

En las últimas horas han afectado nuevamente las comunidades donde el agua ya había bajado, principalmente en los municipios de Comalcalco, Jalpa, Teapa, Cunduacán, Comalcalco, Cárdenas, Jonuta y Balancán.

Jesús Selván, alcalde de Jalpa de Méndez, señaló “las calles son verdaderos arroyos, esto es lamentable porque iba descendiendo el nivel del agua y sólo anoche aumentó hasta 35 centímetros” y agregó que son más de siete mil familias de ese municipio las afectadas, por lo que  se tuvieron que habilitar nuevos albergues, ya que de los 101 que tenían disponibles algunos también se inundaron.

En la localidad de José Colomo, el enojo está más alto que el nivel de los ríos Chilapa y Puxcatán, al sur de Centla, que desbordó hacia ambos lados, por lo que las dos carreteras están anegadas, pero en una no hay manera de transitar debido a que el camino se volvió río, pese a ello, sus habitantes han debido organizarse para buscar alimentos.

“La señora Mariana Pérez Martínez, consiguió un kilo de arroz, pero fue cocinado para darle de comer a 16 niños, y afirma que estamos pasando una crisis dura donde nosotros vivimos, necesitamos apoyo, no estamos diciendo mentiras, ya perdimos todo para que una familia viva normal, que se acuerde de nosotros el Presidente, que él vea que no es mentira, que necesitamos apoyo”.

José Antonio López Hernández delegado de la comunidad, ha evidenciado con oficios y mensajes de teléfono a funcionarios de Macuspana y del Gobierno estatal, que la ayuda está pedida, pero no dada; y mostró un último oficio a El Reforma, con fecha del 17 de noviembre, donde pide 572 despensas con urgencia.

En los testimonios recuperados lo que abunda, además del agua de los ríos que satura las comunidades es el enojo y desconsuelo, la carencia de agua potable, de alimentos, de despensas, de agua para darse un baño, de caminar sin tener el caudal bajo los pies, de recuperar lo poco que tenían en sus hogares, la necesidad de sentirse apoyados y recuperar su vida.

Con información de La Jornada, Reforma, El Sol de Tabasco y Redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker