Economía y Finanzas

En la Pandemia se disparó la venta ilegal de bebidas alcohólicas en AL

Por: Dulce García |

Durante la pandemia por Covid-19, se disparó el comercio ilícito de bebidas alcohólicas que durante los meses de confinamiento y posteriores, tuvo un incrementó de  9.7 % en América Latina (AL) y se calcula que al cerrar el año 2020 se habrán comercializado ilícitamente alrededor de “750 millones de botellas de un litro de bebidas embriagantes”.

Euromonitor International, dedicado a realizar investigación estratégica de mercado, realizó el primer estudio sobre el comercio ilícito de bebidas alcohólicas espirituosas en América Latina y el Caribe luego del impacto de la Covid-19, en el que resultó que todos los países evaluados como: Panamá, México, Colombia, Brasil, Perú y República Dominicana, mostraron un crecimiento consistente en actividad ilícita y, de darse una recuperación económica lenta en la región, aumentarán las probabilidades de que estas actividades criminales proliferen.

La lista de los países con mayor incremento en la venta ilegal de bebidas etílicas comparado con 2019, queda de la siguiente manera:

  1. Colombia con un 10.6 % 
  2. Brasil 10.1% 
  3. México 9.8 %
  4. República Dominicana 9.4 %
  5. Perú 6.5 %
  6. Panamá 6.4 %

El estudio identificó los principales impulsores de la actividad ilícita en América Latina y el Caribe, que van desde el cierre de negocios no esenciales como medida preventiva de Covid-19 hasta la inestabilidad por la desigualdad de ingresos y la pérdida de empleo debido a la pandemia.

“Esta situación de la emergencia sanitaria, sumada a las restricciones comerciales en la venta de alcohol y la imperiosa necesidad de las personas de acceder a las bebidas etílicas, también fue aprovechada por pequeños comercios, el comercio electrónico y las aplicaciones de entrega”.

Debido a que los ingresos de las personas se han visto trastocados por la pandemia, teniendo un efecto negativo en el poder adquisitivo y en las aspiraciones de compra, provocó en los consumidores que buscaran productos de menor costo, por lo que para los  proveedores de alcohol ilícito se abrió un nicho de oportunidad para vender bebidas apócrifas y adulteradas.

A esto, se suma la baja capacidad de las autoridades de vigilar la aplicación de la ley en la industria y el aumento de la importación de materia prima como el etanol, lo que ha impulsado las prácticas informales a lo largo de toda la cadena de suministro; asimismo, un nicho claro de oportunidad han sido las redes sociales y el comercio electrónico para acceder a este tipo de bebidas espirituosas que no siempre son a bajo costo y si pueden ser altamente nocivas para la salud.

El modelo del estudio empleado por Euromonitor International, se basó en factores predeterminados incluyendo datos macroeconómicos proyectados en 2020, en conjunto con información histórica de estudios relacionados al alcohol ilícito y el impacto generado por medidas específicas alrededor de la Covid-19 durante el primer semestre de este 2020 y un seguimiento a las oleadas con menores restricciones de la segunda mitad del año.

Con información de Forbes y redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker