Cultura

¿Día de Muertos o Halloween? la fusión de tradiciones y costumbres

Por: Yeri González |

Cada año surge el mismo dilema, se abren debates, se defienden posturas, las hay de todo tipo, desde las radicales que hablan en contra de la transculturización estadounidense y la muerte lenta de nuestras tradiciones ancestrales y las que reconocen un proceso normal y natural del intercambio cultural y con ello de la mezcla de hábitos y costumbres.

¿Día de muertos prehispánico o fieles difuntos católico?

Día de muertos o  celebración para los fieles difuntos, que se lleva a cabo en México, los días  1 y 2 de noviembre, tiene raíces prehispánicas. Pero también retoma conceptos católicos que llegaron con la Conquista española, a eso se le llama sincretismo que es la mezcla de comunidades, razas, creencias y tradiciones distintas, da lugar a una cultura híbrida. 

Imagen Día de Muertos
Imagen: Cuartoscuro

En varios países latinoamericanos, el 1 de noviembre se festeja el día de Todos los Santos. En México, para nuestros ancestros, la muerte era algo muy importante y simbólico. Los mexicas y otras culturas mesoamericanas llamaban al inframundo Mictlán, donde Mictlantecuhtli era “el señor de la muerte”. Este era un lugar que todos los difuntos tenían que atravesar para dejar atrás su cuerpo terrenal.

Imagen de Mictlantecuhtli"el señor de la muerte"

Por ello, el Mictlán tenía varios niveles y en cada uno existían obstáculos. Uno de los primeros tenía un río, el cual sólo podía cruzarse con la ayuda de un xoloitzcuintle. Así, se avanzaba hasta el último nivel, donde había nueve ríos en donde se purificaban todas las emociones humanas.

Sin embargo, la celebración actual del Día de Muertos basa su origen, en mayor parte, a los festejos católicos que los españoles trajeron con la Conquista. Aunque algunos grupos prehispánicos, como mayas y mexicas, consiguieron rescatar algunas de sus tradiciones.

Imagen catrina
Imagen: Cuartoscuro

Fue de esta forma, con la llegada de los conquistadores de España, que el 1 de noviembre, día de Todos los Santos, y el 2 de noviembre, de los Fieles Difuntos, se incorporaron en México.

La costumbre de la ofrenda

En el México prehispánico, tras las guerras entre pueblos, era una tradición conservar los cráneos de los enemigos como trofeos para mostrarlos en rituales que se relacionaban con la muerte y el renacimiento.

Fotografía de calaveritas de azúcar
Imagen: Cuartoscuro

Entre los diferentes rituales existían dos fiestas: la pequeña y la grande. La fiesta pequeña, iniciaba 20 días antes que la fiesta grande. La primera era dedicada a los niños y la segunda a los adultos, como se hace en la actualidad.

Con la fusión cultural que empezó en la conquista y se consolidó en la época de la Colonia, el inicio de la celebración de los muertos adultos o fiesta grande se hizo coincidir con la festividad católica de los fieles difuntos.

Los españoles querían manipular las fiestas de los indígenas para convertirlos al catolicismo, los mexicanos adecuaron sus festividades de muertos para que no fueran consideradas como paganas y prohibidas por la religión católica, así que las modificaron y adaptaron.

Fotografía de Catrines bailando
Imagen: Cuartoscuro

La tradición que hoy seguimos, es resultado de esa mezcla, hoy en día, algunas comunidades indígenas, dicen  que en el Día de Muertos los espíritus salen del lugar donde se fueron al morirse, como el Mictlán.

Para los católicos, las almas, regresan del Purgatorio a visitar a sus descendientes y seres queridos vivos en la tierra.

En este sentido, los vivos dedican un altar en el cual ofrecen a los difuntos cosas que disfrutaron en vida como su comida favorita, bebida predilecta, cigarros y juguetes.

Fotografía ofrenda

No hay una regla de estructura para una ofrenda. Lo importante es ofrecerle a nuestros difuntos todo lo que en vida tuvieron y ayudarles a venir y regresar de su eterno descanso con luz y dulzura. Flores, papel picado, calaveritas de azúcar, entre otros, son los elementos tradicionales que lleva una ofrenda.

¿Y el halloween?

Es una tradición de origen celta para celebrar el fin de verano y las cosechas irlandesas.

Altar pagano de Halloween
Imagen: Pixabay

Halloween es una fiesta de origen pagano que se celebra la noche del 31 de octubre, víspera del Día de Todos los Santos (su versión cristiana), y que tiene sus raíces en el antiguo festival celta conocido como Samhain (pronunciado «sow-in»), que significa «fin del verano» y se celebraba al finalizar la temporada de cosechas en Irlanda para dar comienzo al «año nuevo celta», coincidiendo con el solsticio de otoño.

El año céltico concluía el 31 de octubre, en el otoño, cuya característica principal es la caída de las hojas. Para ellos significaba el fin de la muerte o iniciación de una nueva vida. Esta enseñanza se propagó a través de los años de generación en generación.

Niñas celebran Halloween

La costumbre era dejar comida y dulces afuera de sus casas en manera de ofrenda. Por otro lado, era común encender velas para ayudar a las almas de los muertos a encontrar el camino hacia la luz, estos rituales tenían un carácter purificador para despedir el año.

Con el auge del catolicismo, esta fiesta pagana se cristianizó, y comenzó a llamarse “La Víspera de Todos los Santos”. La traducción en inglés es, “All Hallow´s Eve”, de ahí nació la palabra “Halloween”.

Casa adornada de Halloween
Imagen: RTVE.es

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker