InternacionalSalud y Bienestar

Cuando más tecnología hay para producir alimentos, más desigualdad hay

Por: Dulce García |

Actualmente, se produce comida suficiente para alimentar a todo el mundo, pero a cambio se han desequilibrado los sistemas alimentarios. El hambre, la obesidad, la degradación ambiental, la pérdida de la diversidad biológica, la pérdida y el desperdicio de alimentos, así como, la falta de seguridad para los trabajadores de la cadena alimentaria son solo algunos de los problemas que subrayan este desequilibrio.

Alrededor del mundo, unos 130 millones de personas corren el riesgo de ser empujadas al borde de la inanición a finales de este año, lo que se suma a los 690 millones de personas que ya carecen de lo suficiente para comer. Al mismo tiempo, más de 3 mil millones de personas no pueden permitirse una dieta saludable.

Para resarcir estos desequilibrios, se requerirá de mejores esquemas de protección social y nuevas oportunidades ofrecidas a través de la digitalización y el comercio electrónico, pero también mediante prácticas agrícolas más sostenibles que preserven los recursos naturales de la Tierra, la salud humana y el clima.

Desde 1979 y por iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), cada 16 de octubre se conmemora el día mundial de la alimentación, con la meta de disminuir el hambre que al día de hoy afecta a millones de personas en todo el planeta; este año, la fecha se propuso para reflexionar y revivir el aprecio de este derecho humano que muchos “dan por sentado y que otros no tienen”: la comida.

Los alimentos son la esencia de la vida y base de culturas y comunidades, por lo que frente a la emergencia sanitaria a nivel mundial que se ha detonado por el Covid-19, se busca concientizar y rendir tributo a los “héroes alimentarios”, que siendo agricultores y trabajadores de toda la cadena de valor que garantizan que los alimentos lleguen de la granja a la mesa, participan en el proceso para proveer alimentos alrededor del mundo.

Para António Guterres, la concesión del Premio Nobel de la Paz de este año al Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, es un reconocimiento al derecho de todas las personas a la alimentación y la lucha para lograr el “hambre cero”.

Con información de ONU Noticias,y Redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker