Nacional

Por la crisis de Covid-19 proliferan “ambulancias pirata”

Por: Dulce García |

El encarecimiento de los servicios de salud derivados de la crisis por Covid-19, ha generado que vehículos mal equipados o destartalados conocidos como “ambulancias piratas”, aprovechen la necesidad y desesperación de los pacientes que requieren de ser trasladados a algún hospital al presentar síntomas graves de enfermedad.

En las calles de la Ciudad de México (CDMX), se piratean las frecuencias de los despachadores de ambulancias y así llegar antes que las ambulancias oficiales a los sitios donde hay emergencias médicas; haciendo su agosto, ya que cobran tarifas muy altas para llevarlos a un hospital y a veces hasta los llevan a clínicas privadas mal equipadas que les pagan una comisión, por llevarles pacientes.

El pasado 11 de agosto , Rachel Sieder, profesora universitaria, llamó al 911,  mientras su amiga tuvo un ataque de epilepsia en su departamento, pero lo que apareció fue una ambulancia pirata y le cobraron 7 mil 300 pesos, el equivalente a casi 350 dólares, por un viaje de 8 kilómetros a un hospital.

“Nadie va a regatear por dinero cuando piensa que una persona pudiera estar muriendo”, y al momento de pedir un recibo, para solicitar un reembolso y por razones impositivas, le dieron un papel escrito a mano según el cual la empresa de la ambulancia se encontraba en una ciudad de provincia a 400 kilómetros de la capital; al comunicarse con esa empresa llamada “Asistencia Bios”, la persona que atendió le dijo que “no tenemos ambulancias en la Ciudad de México”.

Este engaño se usa desde antes de la llegada del coronavirus. Pero la pandemia aumentó la codicia de las ambulancias piratas y algunas cobran extra por transportar pacientes con el Covid-19.

El pasado mes de abril, el señor Manuel de 78 años presentó síntomas de Covid-19, su hijo Gustavo Briseño señala que los de la ambulancia le cobraron seis veces mas de la tarifa habitual por llevar a su padre a un hospital, “Cuando normalmente cobran seis mil pesos, ahora pedían 35 mil.

“En México, a finales del 2018 se hicieron 2 mil 257 inspecciones de vehículos y muchas eran furgonetas privadas pintadas para que parezcan ambulancias, carecen del mantenimiento y el equipo médico básicos, son operadas por personas no autorizadas y el medicamento que manejan está caduco”.

Rafael González, vocero de la Cruz Roja señala que las ambulancias que ofrecen este servicio operan en el marco de un acuerdo con la municipalidad y ofrecen servicios gratis en algunas zonas de la CDMX.

“Cuando una ambulancia nuestra llega a la escena de la emergencia y se encuentra con una ‘patito’, le decimos al paciente que somos paramédicos de la Cruz Roja Mexicana y le preguntamos si desea que nosotros lo atendamos”, manifestó González. “Si acepta, nos concentramos en su atención. Si solicita que sea la otra ambulancia, nos retiramos del lugar haciendo constar en un documento oficial que el paciente solicitó la atención de otro grupo de emergencia y colocamos el nombre de esa institución”.

Fernando Avilez Tostado, presidente de la fundación sin fines de lucro, No Más Negligencias Médicas,  señala que interceptar llamadas o comunicaciones de emergencia y arribar a los lugares de emergencia antes de que lo hagan unidades del servicio o asistencia pública, como la Cruz Roja, constituye un delito.

Por lo que recomendó que aquellos pacientes que no tengan claro de qué servicio médico es la ambulancia, guarden la calma y esperen, ya que “Si llega un impostor, se corre el riesgo de que los signos vitales se agraven, o, se pierda la vida”.

Con información de El Financiero

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker