InternacionalMedio Ambiente

California, Oregón y Washington en emergencia por incendios forestales

Por: Dulce García |

Este 2020 quedará marcado por ser un año con los peores incendios que se han registrado en los Estados Unidos (EEUU), siendo los estados de  California, Oregón y Washington, de los más afectados, orillando a realizar amplias evacuaciones, contabilizando al menos 7 fallecidos, entre ellos un bebé de un año, debido a la dificultad para acceder a las áreas afectadas por parte de los servicios de rescate.

En California, los habitantes de la Bahía de San Francisco amanecieron con un cielo anaranjado similar a los escenarios apocalípticos de las películas de Hollywood. En algunas zonas, el cielo era tan oscuro que parecía ser de noche, además de la incesante caída de cenizas.

Por lo que el gobernador de California, Gavin Newsom, refrendó su punto de vista frente a los incendios que han devastado más de un millón de hectáreas este 2020, afirmando “literalmente, ya no tengo paciencia para quienes niegan el cambio climático… ese punto de vista es completamente inconsistente con la realidad”.

Este 2020 parece que será un récord absoluto tras los devastadores incendios que han acabado con más de un millón de hectáreas, preocupando que aún quedan casi cuatro meses de temporada seca por delante.

Por su parte, “14 mil bomberos combaten 28 grandes incendios”, al realizar una labor titánica en la zona en donde únicamente han pedido a la población que “Mantengan la calma y traten de mantenerse bajo techo”.

El llamado “Bear Fire” arreció durante la noche, y se ha extendido a una velocidad sin precedentes, combinándose con fuegos previos para arrasar unas 100 mil hectáreas y amenazar la ciudad de Oroville e incluso Paradise. El cercano “August Complex Fire” también se expandió rápidamente para convertirse en el segundo más grande en la historia del estado, afectando unas 170 mil  hectáreas. Las llamas del “Creek Fire”, en el centro de California, han provocado el cierre de los 18 parques nacionales del estado.

“Una residente de 68 años, quien dejó su casa y se fue a un hotel, en lugar de a un refugio, por miedo a contraer Covid-19, quedó atemorizada por la voracidad del fuego”.

En Oregón, la gobernadora Kate Brown señaló que al menos cinco localidades quedaron “sustancialmente destruidas”, por lo que en conferencia de prensa señaló con temor “quiero ser franca al decir que esperamos ver una gran pérdida…”, lamentando por las vidas humanas y las propiedades que serían arrasadas por los incendios en el estado.

Algunos de los condados evacuados corresponden a zonas rurales, por lo que los residentes han tomado la determinación de liberar a sus animales de granja para que se pongan a salvo y evacuar, mientras otros por temor a los saqueos, han preferido permanecer en sus propiedades pese a la proximidad de los incendios.

Por su parte, en el estado de Washington, la ciudad de Malden ha sido brutalmente acabada por el fuego, por lo que el gobernador Jay Inslee, describió los incendios como “sin precedentes y descorazonadores”, al denunciar al cambio climático como principal agente del desastre y afirmó que “la devastación puede verse por todo el estado”.

Asimismo, las autoridades señalan que el fuego “Babbs Road” fue alimentado por fuertes vientos, madera y campos secos, dejando el 90% de las viviendas, la oficina de correo y el ayuntamiento destruidos.

Con información de Newsweek, El País y Redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker