Internacional

Agresión vs Jacob Blake, en Wisconsin enciende protestas en EU

Por: Dulce García |

En Kenosha, Wisconsin, un nuevo caso de brutalidad policiaca ocurrido este domingo en  contra de un hombre afroamericano, encendió nuevamente las protestas en contra del racismo y la violencia policial en los Estados Unidos (EEUU).

Los hechos sucedieron cuando un par de policías intentan detener a Jacob Blake de 29 años, pero él los ignora e intenta subir a su coche, los agentes le siguen apuntando con sus armas y uno de ellos intenta detenerle pero al no lograrlo le dispara por la espalda en 7 ocasiones, el hombre se encuentra grave en el hospital de Milwaukee.

Los agentes habían acudido a un llamado por un “incidente doméstico”, por lo que Blake intervino para intentar resolver el problema. De acuerdo con su abogado, Ben Crump, los tres hijos de Blake se encontraban dentro del coche cuando la policía le disparó.

“¿Cuántas de estas tragedias se necesitarán hasta que el desprecio por las vidas negras por parte de la policía termine? Crump también representa a la familia de George Floyd, que fue asesinado el 25 de mayo a manos de la policía”.

Por su parte, el gobernador de Wisconsin, Tony Evers señaló vía twitter que el departamento de Justicia informó que los agentes involucrados en el tiroteo recibieron “una baja administrativa” mientras se investiga la agresión.

Tras la agresión, decenas de personas se reunieron para protestar contra la policía en el mismo lugar donde el hombre fue agredido, por lo que grupos de manifestantes prendieron fuego a varios coches, por lo que la autoridad declaró toque de queda.

En Portland, Oregón suman más de 3 meses de manifestaciones Black Lives Matters

Alrededor de 300 manifestantes tomaron las calles nuevamente en contra de la violencia policial y el racismo derivados en el movimiento Black Lives Matters (BLM), por lo que Portland es una de las ciudades que no han cesado las protestas, y ayer domingo tomaron las calles rumbo a las oficinas del Departamento de Policía.

Durante la marcha, los manifestantes del BLM fueron interceptados por los “Proud Boys”, un grupo de extrema derecha partidario de Donald Trump, derivando en una batalla campal entre ambos grupos.

Debido a los disturbios, el Departamento de Policía de Portland ordenó inmediatamente dispersar las protestas, por lo que al enfrentamiento se unieron grupos de policías armados.

“El departamento de policía emitió un comunicado en el que señaló que de no abandonar el lugar sería motivo de arresto, citación o uso de elementos de control de multitudes, incluyendo pero no limitándose, al uso de gases lacrimógenos y/o armas de impacto”.

Con información de El País, Us.As.com y Redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker