Economía y Finanzas

En México 750 pymes de organización de eventos y 250 mil empleos peligran debido a las restricciones por Covid-19

Por: Dulce García |

El presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones (Comir), Jaime Salazar, señaló que debido a la parálisis generada por el Covid-19, la organización de eventos y reuniones se ha paralizado, “por lo que ante menos eventos e ingresos más bajos”, se ha puesto en una situación de vulnerabilidad a 750 negocios pertenecientes al segmento de la pequeña y mediana empresa (Pyme), arriesgando a casi 250 mil empleos entre puestos fijos y temporales.

“El 93% de las empresas del sector son Pymes que siguen batallando para pagar sus nóminas. Tenemos identificadas 850 empresas del sector, y aproximadamente 750 son las que podrían clasificarse como Pymes, que en promedio ocupan de uno a 10 empleos directos, y de siete a 21 empleos indirectos. Están en altísimo riesgo de quiebra”.

Para este 2020, se tenía estimada la realización de 332 mil 416 eventos, un crecimiento de 3.9% respecto a 2019, pero ahora la organización prevé que se realicen 11.6% menos eventos; asimismo, en términos de gasto, se esperaban 31 mil millones de dólares (mdd), una estimación que después del Covid-19 cayó a 24 mil 362 millones de dólares, generando una  pérdida de 6 mil 836 millones de dólares.

Con éstas cifras, se espera que la industria cierre el 2020 con una participación en el Producto Interno Bruto (PIB) de 1.41%, lo que la ubica en niveles de hace una década, cuando concentró 1.44%.

Sin embargo, las consecuencias que se prevén también son a largo plazo, que en primera instancia se reflejará en la pérdida de talento que se ha capacitado en el propio campo laboral.

“En esta industria no tienes personal que salga de las escuelas técnicas o de universidades e institutos de educación superior capacitados en los detalles de la industria, son personas en las que nosotros hemos tenido que invertir mucho tiempo y dinero en capacitación y entrenamiento, para poder otorgar un servicio adecuado a las demandas de los clientes”.

La recuperación para la industria de reuniones se espera suceda con el dinamismo de 2019 hasta el 2024, con algunos eventos del subsegmento de congresos y convenciones que se prevé se reactiven a partir de agosto de este año.

Aunque, los eventos de corporativos en los mercados internacionales, se espera demoren más tiempo en reactivarse.

“En el terreno internacional, lo damos todo por perdido en lo que resta del año, no sólo por el Covid-19, sino por las restricciones de viaje y la falta de visados. En el mejor de los casos, nosotros prevemos que se reactive a partir del tercer trimestre del año que entra, porque apostamos a que la vacuna que se trabaja pueda estar disponible a partir del segundo trimestre”.

La nueva normalidad y las medidas sanitarias que conlleva incrementarán sus costos en 30%

A pesar de que a partir de e agosto se espera se reactiven algunos eventos, es hasta el mes de noviembre que se preven niveles “aceptables”; por lo que se estarán implementando los protocolos similares a otras industrias, como el distanciamiento social y capacidades limitadas en aforos con equipo de protección de por medio, lo que está aumentando alrededor de 30% sus costos operativos, por lo que se espera entablar acuerdos en toda la cadena de suministro y el apoyo de las autoridades a fin de poder absorber los costos que la nueva normalidad requiere. 

“La gran pregunta es quién lo va a pagar, porque no podemos absorberlo todo los negocios, ni los centros de reuniones, ni los clientes”.

Con información de Expansión

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker