Nacional

Las benditas redes exponen los contrastes del discurso de austeridad y responsabilidad y la realidad

Por: Carlos Carrera |

Un video publicado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, en el que informó sobre  la conversación vía telefónica con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se convirtió en nota y en tendencia, no por los temas o acuerdos bilaterales, sino por el momento en el que  se observa al canciller Ebrard esconder su reloj con la manga de su chamarra luego de darse cuenta que estaba a la vista.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, portaba un reloj Rolex valuado en 14 mil dólares, unos 320 mil 580 pesos según el tipo de cambio actual, que de inmediato captó la atención de los internautas, que se lanzaron con fuertes críticas al funcionario y su costoso reloj, justo cuando apenas el pasado domingo el presidente AMLO, lanzó su decálogo para salir del coronavirus y enfrentar la nueva normalidad.

El Rolex es modelo Submariner Date y, de acuerdo a la página de la marca suiza de relojes, fue el primer reloj de pulsera que podía sumergirse hasta 100 metros debajo del agua.

¿En qué terminan las becas de los jóvenes?

En las redes sociales, también circulan fotografías y vídeos de jóvenes becarios que presuntamente, apenas reciben su apoyo económico y lo usan para comprar bebidas embriagantes y juegos de apuestas.

El gobierno federal, enfrenta cuestionamientos sobre su estrategia de contención de la crisis económica frente a la pandemia de COVID-19, con discursos que llaman a la austeridad generalizada, pero que los funcionarios no atienden o bien de la idea de que el apoyo a los más necesitados es para fomentar el consumo abajo para ayudar arriba, pero el destino de los escasos recursos públicos parecen no ser los mejores.

Así lo reportan, las benditas redes sociales

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker