EstadosTendedero de Corrupción

“Napito” regresa a las andadas y promueve paros y huelgas en medio de la pandemia

Por: Yeri González |

El todavía senador por morena y líder del sindicato minero Napoleón Gómez Urrutia, ya comenzó a cobrar caro el que lo hayan metido a la congeladora y en plena pandemia ha soltado a sus huestes a desestabilizar cuanta empresa se pueda en plena emergencia sanitaria y económica por la pandemia de COVID-19.

Enojado porque su líder Ricardo Monreal, lo ató de manos en su intento de sacar adelante la ley vs el outsourcing, que hubiera puesto en riesgo más de 5 millones de empleos en el país, y aislado de la agenda del presidente López Obrador, quien ha tenido que enfrentar manifestaciones y protestas de mineros que exigen que Napito devuelva más de 55 millones de dólares, el legislador canadiense ha regresado a su estrategia de agitación laboral para hacerse notar.

Hace un año, “Napo” fue la mano que meció la cuna, detrás del estallido de paros y huelgas en empresas de matamoros que dejó una escalada de cierre y pérdida de empleos.

El más reciente golpe, lo asestó, en la mina de Mazapil, en Zacatecas, propiedad del empresario Carlos Slim.

El conflicto tiene todo el sello del senador Gómez Urrutia, un grupo de trabajadores, iniciaron una protesta para reclamar utilidades entregadas por la empresa Frisco, pero en el fondo lo que buscaban los inconformes era detonar un conflicto vs el Sindicato Nacional Minero Metalúrgico FRENTE, que lidera el diputado federal , Carlos Pavón Campos y que representa a la mayoría de los trabajadores ante la empresa.

En una maniobra de engaño, los militantes del sindicato minero de “Napo” usaron las firmas de 400 trabajadores que participaban en una asamblea informativa para, anunciar que todos los empleados de la mina, habían determinado cambiarse al Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSSRM), presidido por el senador de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Napoleón Gómez Urrutia.

Gómez Urrutia sabe que su presencia ya es incómoda en la 4T, su pasado de corrupción lo tiene arrinconado y sin capacidad de maniobra política, por lo que, entre sus seguidores, se habla de su revancha, estallando cuanto conflicto laboral se pueda para complicar la agenda de la Secretaría del Trabajo Luisa Maria Alcalde.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker