Salud y Bienestar

Con 73 casos de sarampión en el país, considera la inmunización como la mejor medida de prevención

Por: Dulce García |

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde el 13 de diciembre de 2019 hasta el 24 de enero de 2020, hubo un incremento del 29% de los casos confirmados de sarampión a nivel mundial, con más de 20 mil casos solamente en este periodo de tiempo.

La disminución de casos de sarampión en nuestro país se debe principalmente a la inmunización de la población, destacando que el último caso de sarampión originado en México se registró en 1995.

Estas cifras son preocupantes, considerando que se trata de una enfermedad prevenible con la aplicación de vacunas; de los casos confirmados en la Ciudad de México, solo 10 cuentan con antecedente de vacunación.

“En países donde el sarampión ha sido prácticamente eliminado, los casos importados de otros países siguen siendo una importante fuente de infección, como sucede en nuestro país”.

El sarampión es una infección causada por un virus de la familia Paramixoviridae, altamente contagiosa en todas las edades; puede producir epidemias que causan muchas muertes, especialmente entre los niños pequeños malnutridos.

Este padecimiento se caracteriza por su inicio rápido, se presenta fiebre, enrojecimiento de ojos, congestión nasal, tos y pequeños puntos blancos dentro de la boca. Entre el tercer y séptimo día, aparecen manchas rojas que inician en la cara y se extienden a todo el cuerpo (exantema).

“Aproximadamente, uno de cada 10 niños con sarampión presenta una infección de oído y hasta uno de cada 20 desarrolla neumonía; uno de cada mil niños presenta encefalitis y uno o dos de cada mil fallecen”.

Lo único que funciona para prevenir el sarampión es la vacunación. Las recomendaciones para la población general, de acuerdo con la edad y el antecedente de vacunación, son las siguientes:

  • Niños de 6 a 11 meses: aplicar una dosis de vacuna contra sarampión (deben vacunarse de nuevo a los 12 meses de edad, con un intervalo de al menos 28 días entre ambas dosis).
  • Niños de 1 a 5 años sin antecedente de vacunación: aplicar una dosis de SRP y la siguiente dosis al cumplir los 6 años.
  • Niños de 6 a 9 años con esquema incompleto de SRP, es decir, cuentan solo con la primera dosis: aplicar la dosis faltante (el esquema no se reinicia).
  • Niños de 6 a 9 años sin antecedente de vacunación: aplicar 2 dosis con un intervalo de 4 a 8 semanas entre ambas dosis.
  • Población de 10 y más años con esquema incompleto: aplicar una dosis de SR.
  • Población de 10 y más años sin antecedente de vacunación: aplicar 2 dosis de SR con un intervalo de 4 a 8 semanas entre ambas dosis.

Cabe destacar que “La alergia al huevo NO es una contraindicación para aplicarla”.

Con información de Secretaría de Salud

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker