Nacional

Napoleón Gómez Urrutia, el gran beneficiario del outsourcing

Por: Redacción |

El supuesto mayor opositor a la contratación vía terceros, mejor conocida como contratación por outsourcing, es en realidad uno de los que más se ha beneficiado con esa forma de contratar personal.

Recientemente El columnista especializado en temas financieros Darío Celis, reveló en su columna en El Financiero, como es que Gómez Urrutia recibió millones de pesos a partir del outsourcing.

“Durante su exilio dorado en Canadá, Napoleón Gómez Urrutia recibía cada 15 días la visita de miembros del comité de su Sindicato Minero Metalúrgico que le llevaban maletas llenas de dinero”

Por lo menos 2007, 2008 y 2009 (pero se asegura que el recurso lo sigue recibiendo ahora en México como legislador) grupos de ocho a 15 personas se montaban en el mismo vuelo que partía de la CDMX.

Cada uno, relata Darío Celis, llevaba nueve mil dólares, que es el límite para portar en efectivo. Ya en Vancouver, el contingente se trasladaba a un departamento o a un hotel donde le entregaban ‘la quincena’.

Napito, desde que tomó el control del gremio en el año 2000, hizo del sindicato un negocio familiar. Lleva 19 años exprimiendo a las empresas mineras, pero no para beneficio de sus agremiados.

El flamante senador por Morena hoy es un férreo opositor al outsourcing, pero buena parte de los millonarios recursos que obtiene son producto de la subcontratación y explotación de los mineros.

Para no ir tan lejos, los 43 obreros que murieron el 19 de febrero de 2006 en Pasta de Conchos, fueron autorizados al Grupo México por el mismo Napito para trabajar bajo el esquema de tercerización.

Se estima que de los 112 mil obreros del sector en activo en todo el país, unos 40 mil están outsourceados, cuyos contratos no están registrados ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.

La directora de esa instancia, María Eugenia Navarrete, pero sobre todo la Secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, oficialmente no tienen conocimiento de los convenios de Napito.

Sus otras fuentes de ingreso

Pero el outsourcing, en el que llevaba un porcentaje, no era solo una fuente de los ingresos del líder. Por años las compañías mineras y los obreros sindicalizados se ponían a mano con él.

Con el pretexto de aplicar los cobros en mejoras de un hotel de la agrupación y para un fondo de resistencia para resolver eventuales huelgas, ‘mordía’ las cuotas obrero-patronales.

Se pedía “un día de salario” y a las corporaciones un pago único de mil pesos. Las empresas también estaban sometidas a los famosos “gastos de conflicto”, que igual fue una gran fuente de ingresos.

Era un apartado en todos los contratos con las mineras que estaba acordado fuera del contrato formal. Se manejaba como una carta compromiso en la que Napito se comprometía a no promover huelgas.

Es famosa la anécdota de que cuando en 2008 el Grupo México negociaba con el sindicato de Napito poner fin a las huelgas de Cananea, Taxco y Sobrerete, demostró de qué está hecho.

En pleno jaloneo en las Secretarías de Gobernación y el Trabajo, la empresa de Germán Larrea estuvo dispuesto a reconocer 100 por ciento de los salarios caídos de años y el contrato colectivo.

Napito, desde su residencia de Vancouver, mandó pedir solo dos cosas: que le quitaran la orden de aprehensión y que le pagaran 100 millones de dólares.

Con información de El Financiero

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker