Patitas y Orejitas

Joven alberga a 9 tlacuaches discapacitados, ella los ama, alimenta y protege

Por: Dulce García |

Una joven veracruzana que recién acaba de llegar a su mayoría de edad, Sabrina del Valle Reyes, desde que tenía 14 años, tuvo su primer contacto con un tlacuache, lo cargó en su mano y decidió que quería saber todo de ellos, se “enamoró”.

“Me encantó la primera vez que lo vi; era muy pequeño, cabía en la mitad de la palma de mi mano, se dejaba agarrar, se dejaba cargar, y no era como en todas las películas o en videos de Facebook en donde  salen torturados, los avientan o los queman”.

Sabrina en conjunto con sus padres y su hermana quienes son veterinarios, lleva 4 años  dedicada al cuidado de ésta especie de marsupial originario de México; ha recogido, cuidado y resguardado alrededor de 50 ejemplares, algunos de ellos han sido regresados a la vida silvestre, otros que no se pueden valer por sí mismos los sigue protegiendo.

Los tlacuaches son omnívoros, es decir que comen de todo, desde sobras de la comida de las casas, hasta insectos, alacranes, y si hay mucha hambre y el tlacuache es grande, puede comerse hasta una gallina.

La joven especialista en tlacuaches, estudia la preparatoria y realiza una investigación sobre la enfermedades que los aquejan y la importancia que tienen para el medio ambiente, por lo que los clasifica de acuerdo a sus características:

  • Bloque “A”: tiene a los adultos, agresivos y que se pueden reincorporar a la flora.
  • Sección “B” están los que pueden ser adoptados porque fueron separados de su mamá y eran susceptibles a morir porque no aprendieron a buscar alimento.
  • Parte “C” cuida a los que presentan alguna discapacidad, por ejemplo, ahí “tengo tres tlacuaches tuertos, una ciega y otros dos que desde muy pequeños (cinco centímetros) no aprendieron a sobrevivir”.

Al concluir la investigación que realiza, tiene como meta conseguir un lugar más amplio y con mejores condiciones para abrir un albergue de tlacuaches en Veracruz y a aquellos que se comprometan a protegerlos, darlos en adopción.

El tlacuache es el único marsupial nativo de nuestro país, es muy común encontrarlo prácticamente por toda la geografía, aunque Quintana Roo, Veracruz, Guerrero, Yucatán y otros estados, suelen hacerse campañas para evitar que la gente los mate o los ahuyente, pues les gusta deambular en las zonas urbanas.

Con información de XEU Noticias y Facebook

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close