Salud y Bienestar

Nos envenenamos a diario con lo que no vemos y si comemos

Por: Dulce García |

ChemChina-Syngenta es una empresa transnacional que produce y comercializa agroquímicos y semillas, que a pesar de emplear 17 ingredientes activos químicos de alta peligrosidad, sus productos son utilizados en en el cultivo del limón, maíz, arroz, aguacate, manzanas, plátanos, agave, tabaco, chocolate, y otros tantos productos de consumo diario, poniendo un foco rojo en México.

La asociación civil Red de Acción sobre Plaguicidas y Alternativas en México, ha reportado que dichas sustancias han sido detectadadas en cultivos del Valle de Culiacán, en Sinaloa; el Valle del Yaqui, Sonora; en el Bajío de Guanajuato; en los Altos de Chiapas; en la Península de Yucatán; y en la floricultura en el Estado de México.

De acuerdo con el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), en su informe de junio de 2019, señala que la firma tiene la facultad de producir y vender plaguicidas, así como fertilizantes, a pesar de contener éstas 17 sustancias químicas de alta peligrosidad y que son prohibidas por la Red de Acción Contra Pesticidas Internacional (PAN, por sus siglas en inglés).

Según la PAN Internacional, ChemChina-Syngenta es la segunda empresa en el país que tiene más registros de plaguicidas altamente peligrosos autorizados, y en 2017 identificó 112 para uso agrícola, forestal y pecuario; 20 de uso doméstico, jardinería y urbano y uno para uso industrial.

Dentro de los efectos que produce en la salud de seres humanos el consumo de éstas sustancias son malestares que van desde la irritación en los ojos, vómito, mareos, así como cáncer (debido al uso del glifosato, sustancia reclasificada por la OMS como cancerígena) y perturbaciones endocrinas, que son vinculadas a malformaciones congénitas, autismo, disfunciones intelectuales, pubertad precoz, reducción de la fertilidad, disminución de nacimientos de varones, diabetes, obesidad y trastornos de comportamiento.

Esta nocividad, también tiene repercusiones en el medio ambiente, como la contaminación del aire, la tierra y el agua, que a su vez ha afectado directamente la disminución de las poblaciones de las abejas, que ya sabemos, son sumamente importantes en el ecosistema.

Algunos especialistas, advierten que si los procesos de evaluación de sustancias químicas no empiezan a ser públicos, transparentes y con la participación de universidades y asociaciones civiles, seguiremos envenenandonos con nuestros alimentos.

Este gigante de los agroquímicos se ha consolidado desde su fusión en 2017, incrementando sus ganancias y su poder a nivel internacional; y a pesar de tener estos registros adversos, son “intocables”, ya que pesa mucho en la industria mundial las ganancias que manejan (se estiman unos 16 mil 564 millones de dólares) presumiendo un conflicto de interés a nivel internacional.

Con información de El Heraldo de México

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker