Internacional

Las tensiones en Oriente Próximo, una relación de pincitas hacia Irán

Por: Dulce García |

En los últimos meses, el Estrecho Ormuz en oriente medio ha sido escenario de incidentes de navegación: sabotajes de barcos petroleros, derribo de drones, asaltos a barcos mercantes, ataques cibernéticos, todos ellos, han puesto a Irán en el centro de los análisis de los gabinetes de seguridad occidentales.

Reino Unido (RU), ha protagonizado episodios de tensión con Teherán en las aguas del Golfo Pérsico desde los años 40 y la tensión ha seguido creciendo. RU no está en su mejor momento de fortaleza, por lo que el objetivo de los iraníes es que Estados Unidos (EU) vuelva al acuerdo nuclear de 2015, que con la llegada al poder de Trump, se quebró el acuerdo del programa nuclear, que en su momento le permitió a Irán  volver a la credibilidad de la política internacional.

Irán usa el arma más poderosa que posee: el Estrecho de Ormuz, una franja costera de 80 kilómetros por la que circula el 20% del comercio mundial de petróleo.

La debilidad de RU que se aumentó con sus situaciones internas, al ir desvinculándose progresivamente de la Unión Europea (UE), el único socio con capacidad en el que puede apoyarse Londres, son los EU. Sin embargo, las condiciones de Trump para dar su apoyo son muy costosas, como el apresamiento del petrolero iraní en aguas de Gibraltar realizada por RU en las últimas semanas.

La administración Trump alimenta provocaciones internacionales que propician una situación límite, obligando a una negociación asimétrica, ya que los EU parecen desconocer que Oriente Próximo es un complejo tablero de ajedrez, y se necesitan grandes dosis de coherencia ya que la credibilidad, sólo se pueden lanzar una vez, y el presidente Trump ya despegó (y posteriormente aterrizar) a sus aviones de combate con rumbo a Irán sin que ello tuviera consecuencias.

Esta situación puede repercutir en la estabilidad interna de Irán y ésto fortalecería al régimen, al encontrar en Occidente el necesario enemigo exterior que todo régimen autoritario necesita para acallar las críticas de su población.

En definitiva, esta crisis a la que estamos asistiendo en Ormuz, lejos de reducir la tensión regional e internacional, no hace más que la tensión escale hasta alcanzar el enfrentamiento armado, algo que parecen estar buscando no solo Arabia Saudita, sino también sus aliados regionales: Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Reino de Bahrein.

Con información de El Mundo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker